lunes, 1 de septiembre de 2014

El autobus

Durante no se cuanto tiempo te lleve desde el instituto a tu casa, días que se convirtieron en semanas, semanas que se convirtieron en meses, Septiembre se fue convirtiendo en octubre y así fue pasando del verano a final de la primavera, un día te enfadaste y ya no te volví nunca mas a recoger del instituto, y sabes lo peor que mientras esperabas el bus de la línea 2 ese que tardaba una hora desde tu instituto a tu casa, se que ni en una sola de esas tardes aunque lloviera a mares o hiciera un calor asfixiante  te acordaste de aquel tonto que todos los días te fue a recoger del instituto a cambio de una sonrisa.