domingo, 27 de febrero de 2011

Punta Del Caimán

A veces cuando el dolor le puede al sueño; cojo mi coche como si fuera una barquita salgo a navegar hasta Isla y con mi barquito de sueños azul atraco en la avenida del parque buscando tu luz blanca. Esta noche hace frío en la Punta del Caimán, esta todo silencioso lejos del bullicio de aquel sábado de Agosto que el barrio rendía honores a su virgencita del Mar.
Hoy como ya he dicho esta todo en silencio y oscuro; una oscuridad que solo rompe el faro de Cantil, y como una de esas barquitas que busca la costa hacia su luz me dirijo a las tres y veintisiete de la madrugada del veintitrés de febrero.
Las estrellas, el Atlántico, la playa de Cantil, el faro que tiene el mismo nombre, me preguntan que he ido a buscar a Isla Cristina esta noche de febrero. Vengo a arrodillarme en la orilla de tu playa, hoy que vengo herido arrastrado por un océano que me sacude como si fuera un tsunami. Esta noche vengo a postrarme ante ti para que tengas compasión de mi, que mi alma es una barquita arrastradas por el temporal y necesita de tu luz para que me guíe hacia un puerto nuevo.

miércoles, 23 de febrero de 2011

No, no me cansado de ti

No, no me cansado de ti que tonterías dices a veces. Y no te estoy llamando tonta. Sabes que me gustas y que te quiero. Sobre todo cuando apareces sin yo buscarte y allí estas tu en cualquier esquina esperando algún piropillo o que te vuelva a mirar con ojos de enamorado.
Pero a veces creo que lo mejor es que me vaya de tu lado y que me vaya contra mas lejos mejor. Porque hay muchas cosas que me atan a ti: si te digo la verdad no se si me atan o me hacen esclavo de ti. Y no me dejan crecer como yo quiero, a veces pienso que mientras este contigo estoy abocado al fracaso a no crecer a estrellarme una vez contra el mismo muro invisible. Pero sabes no quiero que pienses que después de veintiocho años mi amor a cambiado hacia a ti ni que estado flirteando con ninguna otra sabes Quizas tengas razón y este pagando mi frustración contigo, solo se que no puedo seguir así que no aguanto mas que necesito un milagrito,un gol,una sonrisa,un te quiero,un abrazo, una palmita en la espalda, un venga de frente, un vas bien sigue asi que lo conseguirás. Ojala todo cambie y mi vida este anclada para siempre y lo sabes, porque me da miedo irme de tu lado tonta y que cuando escuche tu nombre por la tele mi alma sangre por mis ojos. Pero ahora mismo Sevilla no se si mi vida esta junto a ti o lejos muy lejos de aquí.

lunes, 21 de febrero de 2011

Dos caramelos

Tengo ocho años (si ya se que hoy cumplo veintiocho, pero es mi blog y puedo tener los años que me de la gana). Y tengo en la mochila caramelos de Drácula, esos que te ponían la lengua roja como la sangre.
Y aquí estoy acercándome a ti para darte los caramelos para que tu me des dos besitos y tu sonrisa y me digas eso de felicidades Jose. Y entonces yo me pusiera rojo como un tomate, como esos caramelos, como algo muy colorado vamos como yo cuando me dabas dos besos.
Dicen que los niños no puede amar Rocío, pero no se la verdad es que desde que estaba en primero hasta que me fui de Camas a los catorce años me sentía atraído por ti. Me gustaba estar cerca tuya que me hablaras, que me sonrieras.
Muchas veces te veía por la biblioteca con algún noviete o algo. Y yo me imaginaba que algún día ese seria yo, pero nunca lo fui, nunca tuve el valor de decirte que cuando estaba cerca tuya, el corazón me hacia bum bum. Pero sabes nunca me importo eso porque ellos te cogían de la mano, quizás te robarían tus primeros besos. Pero yo tenia tu sonrisa esa que me dedicabas cada vez que nos encontrábamos y me ponía nervioso y colorado igual que tu y para mi eso valia masque todos los besos del mundo.
Me dijeron que bueno que la vida no te a tratado muy bien que digamos que tiraste la toalla, malos royos movidas. Pero sabes yo no soy nadie para juzgarte para mi sigues siendo aquella niña que me pasaba las tardes buscando por mi pueblo con la esperanza de verla y que me sonriera, para poder volver a casa con una sonrisa de oreja a oreja.
Por eso hoy vuelvo a tener ocho años y te tengo delante, en mi mano que empieza a temblar mas de la cuenta dos caramelos de Drácula, mi mejilla roja esperando tus dos besos y tu sonrisa.


P.D

Aquí tienes Rocío estés donde estés mis dos caramelos de Drácula, mientras me vuelvo a poner nervioso imaginándome dos besos en mi mejilla.

viernes, 18 de febrero de 2011

Avisame

Pues eso avisame, cuando te canses de hacernos daños me avisas. Y entres en razón de que nos hizo mucho daño; demasiado te diría yo. Tu latías por ella y como te lo pago ella subiéndose en un tren para verlo a el mientras nos decía que se iba a una barbacoa. Tu latías por ella y a ella no le importo lo mas mínimo es mas sabes que te digo que nunca le importantes, es mas te piso una y mil veces y tu te empeñas en no olvidar. Hazle caso de una puta vez a la cabeza y dejar de latir y de recordarla. Porque así no vamos a ningún lado, deja de hacerte pajas mentales de pensar gilipolleces y de putos recuerdos. Y empieza a latir por ti mismo. Porque sabes que te digo no la necesitas para latir, porque no es justo ni para ti ni para mi. Que alguien como ella nos haga daño y nos pise. Así que ya te digo avisame cuando dejes de temblar al recordarla, y empieza a bajar el balón, a ser realista y cuando te aceleres al recordarla, recuerda mejor en el día del tren, en que te engaño con tanta gente que si hiciéramos una lista los reyes godos serian a su lado un cuarteto como el del masa y el peña o como el del morera. Pero bueno tu sigue así hundiéndonos en la miseria mientras, tu llorabas esa noche, ella estaba en la cama con el. Te lo recuerdo porque me tienes arto de esta puta situación de que me hagas sentir esclavo de esta puta maldición olvida de una puta vez y vive maldito corazón vive de una puta vez que la vida nos esta esperando mientras tu te empeñas en tirar un día mas por el desagüe. Te odio estúpido y maldito corazón

lunes, 14 de febrero de 2011


Hay noches cuenta la torre de Santa María Magdalena, que la luna mientras se refleja en la fuente de los jardines le cuenta a las estrellas la misma historia ….....
El viento me silva tu nombre en otra noche que sin saber porque estoy aquí en pleno invierno en la Antilla tumbado en la arena escuchando el Atlántico, se que a veces recuerdas aquellas noches escondidos en mi coche, donde mirándote a tus ojos de luna, me preguntaba que había que hacer para tenerte. Puedo cerrar mis ojos y saborear el sabor de tus labios y recordar la textura de tu piel mientras nos arropaba la luna y las estrellas.
Si pudiera abrir mis ojos y verte y tenerte, que tu piel se grabara en mi mente tu mi fruta prohibida. Entonces mi coche se convertiría en barca y yo en rió y tu en sirena para mecerte …..........
Mientras el viento me silva tu nombre y me trae recuerdos de tu risa y en Dos Hermanas la Torre escucha como la luna le cuenta a las estrellas todo aquello.




Y abrazados les llego el amanecer, les sorprendió la luz entre la barca tiritando dejando entre sus manos mil maneras de querer, casi desnudos haciendo el amor por tango...........


Sin lache – Amor por tango.



martes, 8 de febrero de 2011

Nos conocismos hace ocho años

Nos conocimos hace ocho años en la iguala del cruz al hombro: ese paso que a los dos nos encajo los dientes en el mundo del costal. Hazme la ropa me dijiste, y entre vueltas de costal nos hicimos amigos ensayo tras ensayos jueves tras jueves. Nuestro primer jueves nos llovió y los dos nos quedamos con las ganas, llegaron mas años y mas iguala y muchos sinsabores, la rabia que te hacia perder la ilusión de iguala en iguala. Pero este Domingo por fin tu suerte cambio por eso dejame que en mi blog hoy escriba de ti, mi amigo. Tu que siempre has estado hay para escucharme en septiembre, tu que siempre creíste en mi hasta cuando yo no creía en mi. Porque en tu sonrisa se reflejaba la ilusión de aquel jueves de hace ocho años. Espero que disfrutes el próximo martes santos sabes que me alegro por ti

jueves, 3 de febrero de 2011

Te tengo miedo

El martes me volveré a reencontrar contigo, y si te soy sincero te tengo miedo. Sabes que no estoy en mi mejor momento que por momentos a pesar del tiempo, el recuerdo y el dolor me vuelve aflorar como aquel día que revente aquella papelera a patadas. Desde que paso lo que paso no me vuelto a encontrar contigo ni con tu salada claridad. Tengo miedo que tus calles me desgarren el alma a base de recuerdos como me paso en Granada. No quiero recordar sus manos con mis manos, ni sus miraditas de contrabando; pero a pesar del miedo necesito tanto verte, y que tu claridad me haga vencer el miedo que te tengo …… Cádiz