jueves, 27 de mayo de 2010

No se si alguien me escucha

No se si de verdad eres quien dijiste un día que eres o solo un farsante o un invento de alguien, pero aquí estoy delante tuya con mis alas rotas intentando hablar contigo sin saber si me escuchas sin ni siquiera se si estáis hay. Entre lagrimas y algún sueño roto no te pido que lleves mi cruz solo te pido que me guíes en mi camino que me digas que aunque ahora estoy en el suelo me podré levantar que algún día volveré a resucitar.

domingo, 23 de mayo de 2010

Junto al puente de Barcas

A la orillita del río Guadalquivir hace muchos años cuentan las estrellas. Que junto al puente de barcas un Gitano lloraba su desventura con una gitana que vendía claveles en el altozano. Ella era de la cava de los gitanos el de Sevilla de al lado de la catedral.
Una mañana paseando por Triana al cruzar el puente con ella se encontró y con su voz flamenca que pregonaba claveles. En ese momento se paro en seco y recordó aquella vieja historia que le contaba su abuelo de sirenas de dulce voz que volvían loco a los marineros en medio del ancho mar.
.- Anda niño cómprame un clavel y se lo regalas a una niña guapa de Triana, para que se enamore de ti. Le dijo ella con su voz flamenca.
El busco en su bolsillo unas monedas, se las dio le compro el clavel y a continuación se lo volvió a dar.
.- Toma Gitana para ver si te enamoras de mi. Le dijo el
A la mañana siguiente la luz del alba descubrió a los dos a la orillita del río que parte la ciudad en dos, cuando la besaba sentía como su pobre corazón canastero, latía tan deprisa que parecía que se le iba a salir de la manera que le palpitaba, ella tenia que irse de viaje pero pronto muy pronto volvería a Triana, tenia que ir a una boda a Granada al Sacromonte pero en menos de una semana estaría de vuelta.
Todas las noches desde aquel día, le contaba a las estrellas que se posaban en el cielo de la ciudad más hermosa del mundo todo lo que sentía por ella, que estaba deseando que viniera de aquel viaje que había echo con su familia para volver a verla.
Pero una noche paseando a la luz de la luna, la luna le miro y le dijo que su amor era imposible que dejara de soñar de una vez y que despertara entonces, con el corazón echo añicos fue corriendo a la Giralda y medio llorando con su voz temblorosa escucho como le dijo el Giradillo
-. No, la sigas esperando que en el Sacromonte ella, con otro se ha casado.
Entonce salio corriendo por el Arenal, hacia el puente que une la ciudad y se tiro al suelo roto de dolor y mirando las estrellas, maldijo a Triana y a la cava,a la gitana y sus claveles.
En medio de la noche grito su nombre pero el llanto lo callaba, derramo una a una sus lagrimas en cada tablón del puente de barcas, cuentan las estrellas que hasta se estremecían al oír su llanto.

lunes, 10 de mayo de 2010

Hoy la vi

Hoy la he vuelto a ver y si os digo la verdad me ha molestado su sola presencia que me mirara con su mirada vacía y de prepotencia que tienen los elegidos por la diosa soberbia.
Y aunque ya no la quiero ni me hace sentir el más ínfimo de los sentimientos o por los menos eso creo o eso intento creer cada día.
He sentido una rara sensación de melancolía y odio con un poquito de indiferencia.
No la he saludado ni si quiera he echo él más mínimo intento de saludarla. Hoy no encontré la luz que antes veía en su cara ni me entraron ganas de abrazarla para refugiarme de todos mis miedos. Hoy la he visto pero no la he mirado. Hoy a sido todo muy distinto como si fuéramos dos actores de distinta obra de teatro, como si no nos conociéramos de nada.
Porque eso ya es pasado lo que fuimos ya no importa lo que importa es lo que somos, pero no voy a negar que si estoy un poco triste o escribiendo esto es por que hoy he vuelto a ver.

martes, 4 de mayo de 2010

Marina

Así se llama el disco nuevo de Marina Heredia, esta mañana lo primero que he hecho es  ir al corte ingles a comprármelo. Y aquí estoy escuchándolo con el alma encogía y el corazón tembloroso. Pero no os preocupéis que no me voy a meter a critico musical porque de música entiendo poco o nada, solo puedo decir lo que me gusta o lo que no me gusta y lo que me gusta y lo que me estremece y esta niña es de las que me gusta y me estremece.
Me estremece porque es de esas artistas que hacen sentir una bonita nostalgia, porque la nostalgia también puede ser bonita. A mi Marina Heredia me recuerda a su tierra a Granada a veces cuando necesito sentirme allí pongo alguno de sus discos, cierro los ojos y me tumbo en la cama.
Y allí estoy yo por plaza Larga esperando a la Estrella, por Ganivet delante de la Cena una tarde de corpus, comiéndome una Cassata en los Italianos para seguir paseando hasta Puerta Real, bajar la cuesta los chinos hasta el Santa Paula, ir de compras una mañana de sábado por Zacatin, sentando en los escalones de la Catedral o en el paseo de los Tristes, por San Nicolás o por San Miguel alto, dentro del 8 de Almajayar a la Gran Vía, de Recogidas al Camino Ronda, de un Junior del Bar León a un Victoria del Sota, Del Salón al Campo del Príncipe y sus tres deseos, de mi niña de la Victoria a la del Rosario, de meriendas en la Olimpia. de Sevilla a Granada y vuelta a empezar.
A todo eso me recuerda Marina Heredia cuando escucho su voz porque para mi si Granada cantase sus tangos cantaría como Marina Heredia. Por eso me gusta Marina Heredia porque me transporta a Granada, porque me invade una dulce nostalgia porque me hace seguir sintiendome de allí ……………………. Gracias Marina por hacerme sentir tantas cosas