viernes, 30 de octubre de 2009

A ti

Un día conocí a una chica perfecta. Era la primera vez que la veía, pero desde aquella primera vez que la vi., me enamore perdidamente de ella. Si lo reconozco perdí la cabeza por ella, como jure no volver hacerlo nunca por ninguna chica. Y desde ese dia a todos mis amigos a mis compañeros de trabajo no puedo parar de hablar de ella. De todo lo que la quiero de todo aquello que me hace sentir cuando esta cerca de mi, de que solo con el mas mínimo gesto por muy sencillo que sea hace que se borren mis problemas. Siempre le pregunto cuando la veo que como esta, y ella solo me sonríe sin decirme nada, pero no se lo mismo es muy tímida o le da todo vergüenza y mira para otro lado con su espectacular sonrisa. Yo le cuento que la echo mucho de menos que pienso en ella en el coche, en el trabajo que no encuentro la hora de volverla a verla a ella de mirarla a la cara y que ella me alegre el día por muy malo que sea el dia.

A veces yo la miro a ella, mientras sigue en su mundo y cuando ve que la miro corriendo me mira y me sonríe, pero sigue sin hablarme, o si ve que no la miro hace algo para que la vuelva a mirar mientras me sonríe y entonces es cuando yo me derrito.

En cambio otras veces es ella la que me mira disimuladamente sin hacer ruido, y cuando veo que me mira corriendo, gira la cabeza y se pone a mirar el techo o la tele mientras le brillan sus ojitos.

…. Muchas veces le ruego por favor dime algo y ella solo sabe reírse de mi de todo lo que le digo. A veces como premio me da un abrazo o un besito torpemente…. Y entonces me vuelvo a enamorar de ella perdidamente y me entran ganas de comérmela, de reír, de llora, de morirme por ella de amor

Pero sabéis hoy asido un gran día. La e mirado, me a mirado cuando e llegado del trabajo y me a enseñado algo que tenia en sus manos. A clavado sus ojos en los mios a dicho la cosa mas bonita que nunca nadie me había dicho hasta hora y derrepente me vuelto a enamorar de ella mas aun si cabe, como aquella mañanita que la vi……… hoy cuando e llegado del trabajo me a dicho papá

p.d

Dedicado a todos aquellos que tienen la suerte de ser padres y a los que soñamos algun dia con serlo.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Once Metros

Once metros eso nos separaba a cinco minutos del final de ser campeones, o dejar de serlo. Aquella mañana en un campo cualquiera de Sevilla. A finales de mayo o a principios de Junio a llovido ya mucho y las fechas me bailan.
Aquel partido para variar era suplente, bueno tampoco era nuevo me había pasado media temporada de suplente del hijo del entrenador. Yo jugaba de carrilero no era un Sergi Barjuan ni un Vicente Lizarazu de la vida…… pero cuando jugaba lo intentaba dar todo y mas. Pero bueno volvamos a aquel Partido permitir que omita los nombres de los dos equipos, mas adelante os explicare porque……..
Pues eso a cinco minutos del final Rambert ( le decíamos así por su pelo largo, y por su manera de jugar como aquel Avioncito Rambert que fue Independiente y del Zaragoza ) un jugador del otro equipo le hizo un penalti. A nosotros se nos iba el mejor delantero de nuestro equipo, a el le debíamos todo lo que fuimos aquel año, ese año fuimos Rambert y diez mas ……… no me avergüenza decirlo porque así fue. Pero eso una patada en la rodilla lo retiro para el futbol para siempre. Yo creo que hubiera llegado lejos a lo mejor no para jugar en primera pero si para vivir de esto. Tenia cinco velocidad mas que el resto. Los de los otros equipos parecían como el efecto de la película de Matrix súper lentos a su alrededor. Pero eso una patada le partio la rodilla y su sueño de ser futbolista nunca mas pudo volver a jugar al futbol ni a correr mas de media hora porque siente molestias. Pero bueno volvamos al partido, mientras salía en camilla…. Había llegado mi oportunidad ………. Y ante mi sorpresa nadie quería tirar el penalti. Así que cogi el balón y lo puse en los once metros, con el símbolo de mikasa mirando a la portería, mientras el portero venia y le daba una patada al balón y me decía:- Tiramelo por la izquierda que yo me voy a tirar a la derecha vale.
A lo que yo le conteste. – Vale pero a mi izquierda o a la tuya.
Y bueno hay se quedo la cosa, empecé a coger carrerilla, ya sabia por donde lo iba a tirar. Pensaba si marco somos campeones, si el portero no lo para somos campeones. Miraba al portero al balón a los once metros que separaban al balón de la portería, en que había tirado en toda la temporada cinco penaltis y no había fallado ninguno que había marcado todas las faltas que había tirado.
El arbitro pita, yo cierro los ojos, los abro, miro el balón, al portero y la escuadra …….. empiezo la carrera hacia el balón y chuto con fuerza con la ilusión de ser campeones con la rabia de un suplente……….. golpeo el balón, que tardo un siglo en llega a portería el portero lo mira inmóvil coge velocidad y altura y da en la escuadra y sale disparado ………….
A mi se me cae el mundo en lo alto se me rompe un sueño como se rompió una ilusión como se rompió la rodilla de Rambert y caigo de rodillas como vencido en un duelo maldiciendo mi suerte mi condición de suplente . de repente me pongo a llorar y empiezo a darle puñetazos al suelo hasta que me reviento los nudillos …….. habíamos perdido por mi culpa …………
A Veces mas de diez años después a menudo vuelvo a fallar ese penalti, cada vez que en mi vida algo sale mal o acabo fallándolo …… me vuelvo a ver de rodillas llorando a once metros de una portería, maldiciendo mi condición de eterno perdedor …..

sábado, 24 de octubre de 2009

La Ciudad Blanca

Recorríamos la vieja y coqueta Lisboa de la mano, como si nada ni nadie nos pudiera separar, entre el corazón cuadriculado de la Baixa de la ciudad Blanca, andando llegamos a la ruina del convento del CARMAO, destrozado por el terremoto que sacudió a media península ibérica aquel, 1 de noviembre de 1755 y que cambio a la vieja dama de Portugal para siempre. Después como no, nos asomamos al mirador de Santa Justa y descubrimos juntos sobre la colina el Castillo de San Jorge, o el Arco Triunfal de la Rua August o la Estatua de dom. José I.
Después seguimos nuestro paseo y las calles de aquella ciudad mágica nos llevo a la Brasileira do chiado. Como buenos turistas nos hicimos una foto con la estatua de Fernando Pessoa, allí en una de sus mesas hicimos miles de proyectos tonteamos mas de la cuenta y pasaron las horas como fueran segundos. Después cogimos un eléctrico que nos llevo al barrio de Estela. Lo que mas me gusto del parque me preguntas que fue…….. sin duda pasear de tu mano entre árboles y estanques llenos de patos. Por cierto que mala eres no se me podrá olvidar nunca aquella mirada de niña traviesa cuando te pregunte. Que si Benfica o Sporting y tu me dijiste. Yo Sporting a mi el rojo y el blanco de nunca me han gustado.. sabes te comería a besos y te abrazaría tan fuerte que entre tu y yo no correría ni un poco de aire. Me volviste a coger la mano con fuerza con decisión y una vez mas deje arrastra por tu marea. Volvimos a bajar a la Baixa y de hay fuimos al barrio de Alfama mientras volvíamos a bajar por el eléctrico. Me volví a enamorar de ti y de Lisboa de lo llena de luz que estáis las dos, iluminándolo todo, la vieja ciudad que no sabes si verdaderamente estas en una capital de Europa o simplemente en una ciudad provinciana. Coqueta y elegante con su ritmo de vida mas pausado y tranquilo, como olvidando que hubo un día que fue una ciudad imperialista. Pero bueno volvamos al barrio de Alfama, tu y tus locuras cuando viste aquel laberinto de calles empinadas de piedras y escaleras. Vas tu y tienes la genial idea de cerrar el mapa y decidir que en vez de conocer Alfama ….. seria el barrio quien nos conocería a nosotros y de la mano mientras navegaba por tu cintura y por tu espalda. Fuimos descubriendo Alfama o mas bien ella Alfama el que nos descubría a nosotros enseñándonos una nueva esquina un nuevo rincón mas impresionante y coqueto que el anterior. Con sus abuelitos sentados en sus casa puertas con sus jaulas, su ropa tendida, sus televisiones a toda voz como si estuviéramos en un parque de atracciones de cualquier feria.
Y por fin volvimos a la Baixa recorríamos caída la noche sobre Lisboa su Rua Agusta, con el dulce sabor de una Sagres, pensando ya lo que nos esperaba en el Barrio alto donde seguramente el alba nos encontraría al amanecer rodeado de gente de todas partes de Lisboa y de Portugal. Pues eso después de dejar la plaza del Rossio con sus claveles que huelen todavía a revolución. Pasamos ahora si por debajo del arco del triunfo con la impresionante plaza del comercio o antigua plaza del Palacio. Y junto a las dos columnas que se anclan en el río Tajo con Almada de Fondo y allí nos sentamos en sus escalones. Y te volví a mirar a tus ojitos y a la cara te acaricie la mano. Te pregunte que donde te habías metido todo este tiempo y mirando al suelo me dijiste que donde estaba….. aquí sentando en los escalones de las Colunas de Cais esperándote ……….
Y Derepente desperté a muchos kilómetros de Lisboa, busque en mi cartera en los cajones, de mi mesita en mi móvil algo que me dijera que no fue todo un sueño y aquí estoy bajo la luna que alumbra mi ciudad pensando en Lisboa y pensando en ti que ni siquiera se si existes ……. Pero sabes si algún día lees esto, te necesito para que seas quien seas reconstruyas mi corazón como Pombay hizo con el de Lisboa, para que mi corazón sea como aquel Barrio Alto que no llegamos a ir. Algún día volveré ir a Lisboa y me asomare a las escaleras y espero encontrarte allí y entone nada ni nadie nos podrá separar ….. seas quien seas y estés donde estés …….. hoy e vuelto a soñar contigo.



en el puerto en Lisboa cuando la luna te aplasta alguien canta esta canción Faro que alumbras al mundo por encima de la tempestad devuélveme la esperanza a y que brille mi estrella pero no en soledad oye mi voz mi última oportunidad faro que alumbras al mundo alumbra mi vida

Carlos Goñi _ Faro de lisboa

miércoles, 14 de octubre de 2009

Saraqusta

Montando en el vagón diez asiento numero ocho, pegado a una ventana. Saliendo de la estación de Delicias, destino Sevilla.
Y aquí estoy llorando, no porque me voy; si no porque estado, no son lagrimas tristes al contrario son lagrimas de alegría y de felicidad.
Como no voy al ser feliz al recordar la espectacular sonrisa, de la Reina del Tango, tan llena de alegría, de vida, de vitalidad con su sonrisa pegada a su cara como si estuvieran bailando un tango de Carlos Gardel. Invitándote nada mas que con su presencia a vivir un poco mas la vida a beberte un sorbido mas de vida con su alegría desbordante de pasión como un tango argentino.
Que bonita fue mi primera vez en Zaragoza, como casi siempre como el reencuentro de un viejo amigo … que tendría que decir de ti Iván, no hay palabras en ningún diccionario para agradecerte tanto, por regalarme estos cuatro días, por ofrecerme tu casa y tus amigos. Por enseñarme el ritmo de la noche por mi primer día de vermut por mi primer día del pilar. Por ser así como un gol en una noche mágica en el campo de los príncipes. Por que nuestra amistad seguía en el mismo lugar donde la dejamos como si ayer hubiéramos ido a Aznalcazar.
No puedo seguir hablando de Zaragoza, sin nombrar a la reina del Pilar, aquel mágico momento en que te vi, por primera vez. Aquel dulce escalofrío de besar tu bendito pilar.
.- Aquí me tienes ¿vales? Solo quiero lo que tu quieras para mi, pero no te olvides de mi, dime que estas conmigo.- le susurraba en una intima conversación a la virgen de la hispanidad.
Me gustaría en estos momentos poder cerrar mis ojos y en vez de estar llegando a Calatayud a doscientos treinta y seis kilómetros por hora, ir un poquito mas lento, mejor a ritmo de ronda, entre joteros y joteras ¿vale Aurora?.
Para que me vuelvas a contar llena de orgullo a este sevillano. lo que es una jota el tipo de jota.
Quiero cerrar mis ojos y retrasar el tiempo y volverte a conocer. Y que me vuelvas a tratar como si me conocieras de toda la vida, en el bar de Noé o en la Pasión, gracias Aurora gracias de corazón por ser así por sentirte Aragonesa de pura cepa por tratarme de una manera genial, desde el minuto uno hasta el noventa. Me debes un baile, que tal el año que viene.
En Zaragoza cada esquina era un mundo nuevo para mi. Un Sevillano que para que engañaros conocía de Zaragoza casi nada o nada, es mas ni siquiera muy bien para que iba a Zaragoza, si para reencontrarme con un amigo, para ver a la virgen que tanto le debo o simplemente para conocer una nueva fiesta o quizás una nueva ciudad.
Y para eso ultimo hay estaba Rubén, con su cara de buena gente y su sonrisa, describiéndome lo que veían mis ojos. Desde las cúpulas de Goya, hasta la desaparecida torre nueva pasando por la Seó, al museo de Pablo Gargallo, pasando por la Semana Santa a Interpeñas.
Hablando de Pablo Gargallo quiero que un taxi me lleve otra vez a Pablo Gargallo a la altura de Puerta Sancho. Y allí ver a Tamara aquella chica calladita que apenas hablaba y solo sonreía. Aquella Semana Santa en Sevilla me gusta volver a verte a ti y a tu bonita sonrisa. Y volver a ver lo espectacularmente guapa que ibas el día del Pilar. Gracias por invitarme a conocer a tus abuelos, a tu madre a tus tíos, a tus primos y a la simpática Minie de Aragón y que todos fueran encantadores conmigo tratándome como a uno mas.
Podría o debería de seguir hablando del centros Games, del bar de Noe y su jamón batido, de la cerveza ámbar, de Edu y su YOUR FACE IS OK. De Fernando de la Capital, del John Wyne, de los kebac, de mi primer concierto de los secretos con la de veces que lo escuchado a oscuras y con el corazón a medio reventar. De la Canterbury, de los ojos de Caro la prima de Iván. Sigo escribiendo si Héctor por fin abra aparcado. De la granja del Facebook, del bar del Facebook, del acuario del Facebook. De mil y una cosa que e vivido en cinco maravillosos días … a veces la vida, podía ser eterna en cinco días.
Espero volver pronto y reencontrarme con la Reina del Tango, con Aurora y su cariño a manos llenas, a Rubén y su sapiencia de Zaragoza como si el la hubiera soñado. Desde aquí le pido a la Virgen del Pilar ( por cierto Rubén, espero que eso de aguantar la respiración fuera verdad… que estuve apunto de morir ahogado, no había un pasillo mas pequeño…. ) que no se olvide del abuelo de nuestra Pamparita, para que su sonrisa no deje de alumbrar la cara de nuestra Tamara. Y de ti que digo que espero que salgas del descenso ahora que me ido, que te di un baño antológico con el Sevilla que cuides de tu granja que gracias por todo, por el día de la Ofrenda, por recogerme y por llevarme a la estación, por ser mi amigo por existir por estos pilares, que nunca podré olvidar. Podría seguir escribiendo pero llevo casi noventa minutos llorando sin parar y el verbo TO BE y HAVEN GOT, me están esperando.
Pero antes volvamos un día antes de irme a Zaragoza, allí estaba yo en la Basílica de la Macarena, buscando a la Esperanza mirándola a la cara, adivinando si esa tarde reía o lloraba. Ese día estaba contenta ………
.- No te olvides de mi ¿vale?
Volvamos a Zaragoza basílica del Pilar. Carroza del corpus a los pies de una Pilarica de plata …. Allí estaba ella, la niña de San Gil, volviéndome a sonreír mientras me decia
.- me ves estoy aquí, no me olvidado de ti

martes, 6 de octubre de 2009

Aquella antigua sensacíón

Hoy e vuelto a sentir aquel cosquilleo , el mismo después de mucho tiempo. Os confieso que la noche anterior no e podido dormir dándole vueltas a la cabeza de cómo será mi primer día ,conforme llegaba la hora me e juntado con la impaciencia y con la ilusión y si os digo la verdad cuando e llegado no sabia si entrar el primero si entrar el ultimo e igual que hace mucho tiempo mi madre me pregunto que como te ha ido conocías a alguien. No a sido mi mejor día de clase o eso espero.
Pero estoy seguro del paso que e dado quiero aprender Ingles porque quiero seguir aprendiendo cosas nuevas, porque me parece genial eso de aprender un idioma para entender y que me entiendan porque creo que hay fuera personas maravillosas a la que merece la pena conocer o por lo menos poder hablar con ellas. Porque estoy seguro que la vida te cierra una puerta y te abre dos o tres en algunos casos y este es uno de ellos. Porque ya lo dijo Pablo Neruda.- Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.
Y sabéis que yo me siento vivo hoy me siento mas vivo que nunca

sábado, 3 de octubre de 2009

Mi Abuelo

Creo que la vida a veces es terriblemente injusta con algunas personas y parece que se ensaña con algunas de ellas. Os voy a poner un ejemplo mi abuelo. Cuando aun era joven enterró a su mujer cuando el mayor de sus hijos tendría seis o siete años y el mas pequeño no se si llegaría a tener un año. Pues eso siendo joven con ayuda de su madre se tuvo que hacer cargo de seis hijos a pesar de eso no perdió nunca el buen humor y siempre estaba gastando bromas a la gente. No es porque fuera mi abuelo pero era una de las mejores personas que conocí de esas que a pesar de que la vida le diera la espalda el seguía pensando que era mejor sonreír que hundirse. Lo mismo íbamos a comprar churros y compraba churros para alguien de su bloque o patatas o una coca cola para alguien que estuviera peor que el. Cuando parecía que no abría nada peor que enterrar a su mujer tuvo que enterrar a un hijo cuando mi tío tenía apenas cuarenta años (murió un cinco de enero y lo enterramos un día seis de enero. Ese año los Reyes en vez de traernos algo se llevaron a mi tío, quizás fue el regalo de reyes que su madre pidió desde el cielo), y ni un así perdió la sonrisa ni el buen humor ni las ganas de ayudar a la gente. Es curioso en su ultimo año de vida tuve la suerte de vivir con el casi tres meses, y fuera la hora a la que fuera de venir de trabajar, entones yo trabajaba montando conciertos, lo mismo eran las diez de la noche o a las tres de la mañana incluso a la nueve de la mañana después de mas de veinticuatro horas de trabajo. Pero allí que se levantaba por si quería que le hiciera de comer o me dejaba un bocadillo o si iba a Granada siempre me quería hacer un bocadillo para el camino y me contaba siempre la misma anécdota que en el paseo del salón había una fuente y bebió agua allí y se llevo malo mas de dos semanas de la garganta. Ese mismo año después del día de navidad mi abuelo murió asfixiado mientras decían los gilipollas de una ambulancia que no entraban en las tres mil viviendas mientras no hubiera policía……… no lo entiendo sabéis por mucho que me digan que si las tres mil viviendas que si es normal como va ser normal que alguien se este muriendo y una ambulancia no quiera entrar Del hospital a casa de mi abuelo en coche quizás no hay mas de cinco minutos, la ambulancia tardo en llegar una hora y media. Ese día entendí que Dios no o existe o que a veces parece que no esta. El entierro fue un día antes del día de los inocentes pero esta vez no era una broma de las suyas. Sabéis en el entierro no había nadie de toda la gente que ayudaba a subir las bolsas del bloque aunque el se asfixiara, o la joven de arriba que un día fue niña y de arriba que tantas veces le traía churro porque su madre no tenia dinero o una coca cola o patatas o su vecina a la que tantas veces comparo chuchería no tuvieron ni la vergüenza de ir ni al entierro ni al tanatorio hasta el después de irte sigo pensando que la vida fue terriblemente injusta. Muchas veces cuando veo a tu casa aun espero verte mirando por la ventana saludando a unos a otros. O afeitándote con esa espuma de afeitar tan rara que era una especie de barra que se ponía con una brocha, o que nos des cinco pelotes (las monedas de veinticinco pesetas esas grandes que tenían dos balones porque era del mundial del 82). O sueño con poder ponerme aquella equitación del Sevilla que nos compraste en casa de la Chari. Esa equitación sin marca pero sabes viendo quien me la compro para mi a sido la mejor que e tenido en mi vida……………… Sabes abuelo te echo de menos y quiero que sepas que estés donde este te quiero.