martes, 28 de septiembre de 2010

Eco

Subí con ella a la montaña mas alta del pueblo, mientras lloraba y me pedía a mi una explicación de todo esto, hay amiga si yo supiera decirte algo que aliviara tu dolor. Pero yo solo te podía ofrecer mi amistad y mi comprensión. Ojala te pudiera decir que mañana el cielo será de colores, que antes que llegue el invierno de este dolor no te acordaras nunca, que el no merece la pena que se fue con una amiga tuya, reventando tu amistad y tu amor en mil pedazos.
Pero tu eso no lo entiendes, si te digo la verdad yo tampoco lo entiendo. Quien es el culpable. Es el o es ella o quizás será yo me preguntas, echa un mar de lagrimas.
Mientras miramos ese atardecer se que te lo imaginas de la mano recorriendo sus cuerpos ajenos a tu dolor, sin pensar en un momento que partieron tus ilusiones en dos. Pero yo amiga solo te puedo escuchar, como de un Simon de Cirene intentan llevar tu cruz con palabras vacías; se que no te puedo ayudar te repito que solo puedo escucharte y darte la razón, que sientes un dolor en el alma tan fuerte que no sabes si algún día parara. Tu me dices que no sabes si te sientes defraudada o humillada o quizás engañada. Ves este atardecer y este atardecer te recuerda a el, te tocas la rodilla y te acuerdas de cómo te la tocaba el. Entones te pones en pie y gritas a la montaña, al aire, a nuestro pueblo al mundo a Dios a la vida y a ti misma.-
Que es lo que hago mal dímelo de una vez, joder que alguien me diga la verdad, porque no puedo ser feliz con alguien yo merezco que el me quiera, yo me merezco que alguien me quiera.
Entonces se quedo callada y el eco de la montaña le repitió lo ultimo que dijo ………. Yo merezco alguien que me quiera. ………………

martes, 21 de septiembre de 2010

Gracias

En estos momentos difíciles de mi vida, en que la vida me ha vuelto a marcar un gol cuando menos lo esperaba cuando el toro me a dado otra voltereta, puedo decir orgulloso que tengo muchos amigos, bueno a lo mejor no son muchos pero si puedo decir que tengo amigos, esperando en la trinchera para atacar si hace falta, dispuestos a morir mi muerte conmigo, abrazarme si tengo miedo o simplemente escucharme cuando la vida se me cae a pedazos. Por eso a todos quiero deciros que muchas gracias, a Álvaro por seguir despejando balones con fuerza y con rotundidad,.A pedro por que aunque su cuñado este entre la vida y la muerte tener paciencia para escucharme una vez mas, a Luque por fijarme en esta calle llena de dolor y dándome lo que necesito, a Erchaky por que me da la gana, a Vargas por matar si hace falta conmigo y por mi, a Ale por ser de mi equipo, porque si el es de mi equipo a lo mejor ganaremos o a lo mejor perderemos pero seguro que marca algún gol. A mi amigo Javi por simplemente preguntarme. A mi prima Inma por darme consejos que nunca escucho. A mis dos Víctor del Rosario porque con sus palabras me mecen como si ella estuviera entrando por Santo Domingo, y cerrara los ojos y estuviera soñando con ella en una mágica noche de miércoles santos.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Me duele

Me duele tanto que no puedo ni llorar, ni me salen las palabras por no salirme, no me sale ni el dolor que se queda dentro de mi para hacerme agonizar.

martes, 7 de septiembre de 2010

Aquí en mi coche escondido ...........

Aquí en mi coche escondido bajo una luna que hoy se niega a mirarme, solo observa como mi alma esta noche se muere como le grita a las estrellas, al mundo, al cielo; el réquiem de su amargura. Ya no sueño ya no sonrío ni siquiera ser si estoy vivo, solo siento como mi alma se muere y yo me muero con ella

sábado, 4 de septiembre de 2010

Plaza de San Lorenzo

Sentado en la plaza de San Lorenzo en un banco observas a tu soledad, en este día de ocaso de verano y de amor. Con la mirada fija hacia la nada cobijado por los árboles de la plaza que esperan quedarse desnudo en otoño, como te sientes tu ahora mismo desnudo de amor y de sueños. De pronto vuelves a ti, cuando un niño jugando hace crepitar una hoja que como vuestro amor no pudo aguantar hasta el otoño.