martes, 28 de septiembre de 2010

Eco

Subí con ella a la montaña mas alta del pueblo, mientras lloraba y me pedía a mi una explicación de todo esto, hay amiga si yo supiera decirte algo que aliviara tu dolor. Pero yo solo te podía ofrecer mi amistad y mi comprensión. Ojala te pudiera decir que mañana el cielo será de colores, que antes que llegue el invierno de este dolor no te acordaras nunca, que el no merece la pena que se fue con una amiga tuya, reventando tu amistad y tu amor en mil pedazos.
Pero tu eso no lo entiendes, si te digo la verdad yo tampoco lo entiendo. Quien es el culpable. Es el o es ella o quizás será yo me preguntas, echa un mar de lagrimas.
Mientras miramos ese atardecer se que te lo imaginas de la mano recorriendo sus cuerpos ajenos a tu dolor, sin pensar en un momento que partieron tus ilusiones en dos. Pero yo amiga solo te puedo escuchar, como de un Simon de Cirene intentan llevar tu cruz con palabras vacías; se que no te puedo ayudar te repito que solo puedo escucharte y darte la razón, que sientes un dolor en el alma tan fuerte que no sabes si algún día parara. Tu me dices que no sabes si te sientes defraudada o humillada o quizás engañada. Ves este atardecer y este atardecer te recuerda a el, te tocas la rodilla y te acuerdas de cómo te la tocaba el. Entones te pones en pie y gritas a la montaña, al aire, a nuestro pueblo al mundo a Dios a la vida y a ti misma.-
Que es lo que hago mal dímelo de una vez, joder que alguien me diga la verdad, porque no puedo ser feliz con alguien yo merezco que el me quiera, yo me merezco que alguien me quiera.
Entonces se quedo callada y el eco de la montaña le repitió lo ultimo que dijo ………. Yo merezco alguien que me quiera. ………………

2 comentarios:

  1. Precioso Jose, precioso, pero te hago un pequeño inciso, piensas que si no mereces que te quiera, pero... y esa persona, ¿merece tu querer? todo ser humano tiene su media berlina, y si alguna vez te pausas y esperas que te hable el viento escucharas un resquicio de su voz, y te aseguro amigo mio que la habrás hayado

    ResponderEliminar
  2. quizás el eco, es un reflejo de lo que queremos escuchar, que alguien nos quiera, es muy importante en la vida sentirse bien con uno mismo para darnos por entero a los demás y mucho más es querer no dejar de querer , porque el que siembra siempre recoge,ay el amor en todos los sentidos que importante que es,un saludo inés

    ResponderEliminar