martes, 31 de enero de 2012

Tu frialdad



Te abrí mi corazón una vez más fui sincero contigo y a cambio recibí tu frialdad, haciendo mi desdicha aun mas grande.  Y vuelvo al banquillo a ver como otros juegan el partido hasta que tú quieras volver a engatusarme a jugar conmigo y me vuelvas a utilizar. Para que otra vez como un bucle te abra mi corazón y me vuelvas a despreciar. Y así una vez y otra vez y yo que no aprendo y mi corazón que sigue maldito. Esta noche vuelvo a yacer sobre la hierba con la armadura reventada y sin poder mirar al frente. Herido por tu desprecio infinito, como este dolor por ti como esta maldición infinita.

P.D
TE ODIO ESTUPIDO CORAZÓN

viernes, 27 de enero de 2012

Una gran idea


No sé si te acordaras posiblemente no, yo me acordado hoy no sé porque pero a veces recordamos gilipolleces sin sentido y cosas importantes como la pregunta de un examen o si un amigo vive en el 6B o en el 6D no lo recordamos. Un día me dijiste que tuviste una gran idea aquel día que me dijiste que fuera a Granada a conocerte. Bueno  tuve la suerte de ir por primera vez a Granada hay te doy  la razón eso de conocerte perdona que te lo ponga en duda.
Pero sabes cual fue una gran idea completa es mas creo que fue la mejor idea que has tenido en tu vida. Fue un día que tan valiente de ti después de cinco años me dejaste por el Messenger sin dar la cara con la escusa de mañana hablamos y me explicabas el porque de la situacion, no sé si es que todavía no te has acostado o es que todavía no te has levantado.  Solo quiero que sepas que lo de ese día por el Messenger eso  si que fue una gran idea la mejor idea que has tenido en tu vida. 

lunes, 23 de enero de 2012

Que hago


Y que hago yo si una sonrisa tuya olvido todo el dolor, que hago yo si te veo por la Cam y me muero por estar allí contigo tumbado en la cama. Si un dia bien contigo vale mas que mil malos. Que hago yo dime si esto no se muere si mi corazón empieza a girar como una ruleta y se niega a parar. Que hago yo dímelo tu niña de ojos verdes, si no se si reír o llorar. Dime que hago si me paso peleándome con el tiempo diciéndole que no corra tanto que se pare un poquito para que no pase el tiempo. Dime tú como lo hago si pienso en una salida y tus estas en la salida dímelo tú. Dime si sueño con que estés conmigo, si sueño con que tú mano y la mía no se separe nunca. Que hago yo si a oscuras en mi cuarto de noche siento que tú solo tienes la poción para curar mi corazón, Que hago yo dime si te intento olvidar un día más y un día mas vuelves a gritar en mi mente. Si me intento convencer de que solo fui para ti un error pero mi corazón no lo quiere entender. Que hago yo dime si te acabas de ir y ya me faltas tanto.

viernes, 20 de enero de 2012

La perla negra.


Yo una vez vi a la perla negra surcando los mares, había leído muchas veces sobre ella y sobre su leyenda. Pero una mañana de domingo me cruce con ella mientras surcaba la plaza de Trinidad si no recuerdo mal. Me llamo la atención como la cuidaban y mimaban sus piratas. Un día me entere que aquellos piratas perdieron a su perla negra y la tristeza y el dolor los embargaba tanto que cuando ella surcaba los mares, juran lo más viejos del lugar muchos piratas lloraban como si la mujer de su vida estuviera paseando de la mano de otro.  Con el tiempo tuve la suerte y el honor de conocer a muchos de aquellos enamorados de la perla negra  y aunque nunca salió el tema sabía que ese dolor estaba ahí dentro. Por cosas de la vida o quien sabe porque este año si ella quiere, aquellos bucaneros volverán a su perla negra, de donde quizás nunca tuvieron que salir o a veces sí. Quien sabe amigos si fue una prueba de aquella que cuenta la leyenda que navegando llego a Roma para que el representante de Dios en la tierra se postrara hacia ella. Y yo que tantas cosas leí de aquel navío pirata hace poco fui llamado para embarcar con ellos y cuando me dieron la noticia empecé a sentirla dentro de mi aquella emoción y es tan bonito sentirla dentro, que ya sueño navegar contigo cuando el reloj de los escolapios marque la hora de después de la de Vísperas. Y sin revanchismos y sin nada que demostrar a nadie, la perla negra con sus piratas vuelva a navegar una tarde de viernes  y yo diré aquello de que yo estaba allí que a mí no me lo contaron. Larga vida a la perla negra y a su tripulación.

Lo que la  Perla Negra representa... es la libertad- Capitán Sparrow

sábado, 14 de enero de 2012

Calle Santiago a Santi a Oscar y a todos que me traen el aroma de Santiago


Una vez te dije que no me olvidaría de ti a pesar de todo de que la distancia o el tiempo borrara mi breve paso por tu casa, Y sé que tu tampoco te olvidaste de mi por eso me pusiste en mi camino de vuelta a ese barrio tuyo que sueña con un mar azul y capas al viento en un eterno lunes santos donde desde una estrella Enrique Morente parte la noche en dos para cantarle a su virgen azul. Llevamos tiempo sin vernos pero te veo cada vez que me junto con alguien de los tuyos, alguien que en su corazón lleva la cruz de Santiago anclada como una bandera.  Porque así es la calle Santiago y su gente de verdad la que es humilde como el hijo de Dios que se arrodilla a los pies de todo aquel que lo necesita. Sabes comendadora me gustaría ser un apóstol  y dormirme a la verita de tu hijo en el huerto de Getsemaní y soñar con un realejo en fiestas el día de tu coronación porque dentro de mi alma sigue habiendo un letrero muy grande que pone que yo también soy de la calle SANTIAGO. Como te dije no se que día fue el primer día que te vi lo que si se que ese día una parte de mi se quedo allí contigo

P.D

Mírame el corazón. Y dime si yo no soy de Granada

viernes, 13 de enero de 2012

VI Dolor


Es injusto pero siempre pasa lo mismo siempre acaba llorando pasándolo mal el que quiere, al que le parten el corazón al que le revientan el alma como si fuera cristal de bohemia al que traicionan y se entera de esa traición. Y eso me pareció siempre tan injusto tan mal repartido por la puta vida esta. Y no vale pensar en un mañana en bueno mereces algo mejor. Porque no eso no es cierto lo que mereces en este momento no sabes por qué extraña razón es esa. En que te llame un estúpido día de enero a pesar de todo el daño que te hizo  y te reviente tu armadura y tu escudo, te mereces que un día vayas tan tranquilo por la calle y te encuentres al que era tu amigo y al que era tu novia de la mano y se te doblen las rodillas y sientes como ese puñal helado se te mueve. Te mereces según la vida el destino, Dios, el karma o el rancio la casualidad. Para la vida mereces que salgas un día de la obra reventado de trabajar y te la encuentres a ella en la parada del metro y que empiece a dolerte algo más que la espalda.
Esta entrada no habla de mí en concreto ni de ti, ni de ti. Habla del dolor.  Ese dolor que intentas disimular cada día, que te espera en el último giro de la llave al entrar en casa, del dolor que se vuelve más dolor cuando no tienes quien te escuche cuando tus amigos le quitan importancia a tu dolor. Esta entrada se la quiero dedicas a todos aquellos que perdieron una vez en el amor a los que siguen perdiendo y a los que algún día perderán por goleada y un Tsunami arrasara con su corazón, con su alma y con su vida quitándole todo menos litros y litros de lagrimas. Un dolor dispuesto aparecer  en el momento más inesperado vuelven a brotar  en medio de un partido de futbol, al cruzar una calle al ponerte  los zapatos de tacón al cerrar la floristería   o mientras en el gimnasio hace pres  de banca pero hay esta ese dolor el mismo que el primer día aunque hayan pasado años.  Es injusto quien llore quien no lo merece pero así es la vida por eso estamos hablando de vida no de justicia. Y si lo piensas eso fue lo primero que hiciste al nacer llorar.

martes, 10 de enero de 2012

La suerte de no ser de Granada.


Sabes tengo mucha suerte de no ser de Granada,  porque cuando estoy paseando solo, me imagino mil aventuras que no viví allí y me imagino el niño que hubiera sido si hubiera vivido en Granada. Me gusta no ser de Granada porque tengo la suerte de perderme y descubrir una nueva calle del centro o descubrir algo nuevo que siempre estuvo allí . Tengo suerte porque salgo de Sevilla y sé que dentro de dos horas y media estaré allí y me contaras una nueva historia mientras me susurras al oído con una leve brisa algo tuyo.  Y me gusta no ser de Granada porque cuando paso por Ganivet aun me tiembla el alma al recordar mi primera vez en Granada debajo del Rosario que bonita fue nuestra primera vez. ¿Verdad?
Porque un día de septiembre necesitaba un milagro de esos tuyos que dicen que todo es posible en Granada y bueno hay veces que hasta hay cosas imposibles para ti, y cuando la deje en su casa en la moneda, volví a Granada a pelearme contigo y me senté allí en el paseo de los tristes a llorar sin consuelo y te dije que no volvería contigo nunca más que hasta aquí habíamos llegado. En cambio tú después de ese día me diste tanto que con la vida que me queda no sé cómo pagarte todo lo de este año  pasado.
 Sueño con subir a San Nicolás y con la Alhambra de fondo y el Albaicín, un día de la mano de alguien especial y susurrarle al oído algún día todo esto será tuyo, si tú me dejas decirlo. No soy de Granada pero te siento tan mía que tus problemas son los míos también. Porque si el Granada no gana yo me desespero. No, no soy un Granadino de Sevilla, porque yo no soy un renegado ni tú quieres que yo  lo sea.  Aunque me gusta que en Granada me digan Sevillano y en Sevilla Granadino porque me gusta cuando alguien está en Granada y me llama corriendo para decirme que ha estado allí contigo y me lo cuenta como el que se encuentra con un viejo amigo y tiene que contártelo. No yo no soy de Granada pero te siento tan mía que necesito estar contigo verte, acariciarte, sentirte. Se que pronto iré por primera vez este 2012 y un nerviosismo me corre por el cuerpo como aquella primera vez. Y todavía te preguntas porque es una suerte para mi no ser de Granada. ¿ Te parece poco?

domingo, 8 de enero de 2012

Tontita


A veces me gustaría volver a aquella noche cuando todavía no te había besado, Yo miraba el brillo de tus ojos y mientras lo miraba mi corazón se iba encendiendo.  Estaba allí delante de ti, delante de la niña más bonita del mundo.  Allí al ladito de la carretera en aquella madrugada donde la luna nos cobijaba yo te acariciaba con mis manos tu cara. Te pregunte si esto era un sueño y  mi despertador sonaría de nuevo y tu me decías sonriéndome que no y yo hay empecé a perder la cordura. Y mientras te besaba mi última esperanza te entregaba y con ella mi corazón.
P.D
A lo mejor tampoco te crees eso………. Pero sabes ese no es mi problema yo sé lo que siento que me haces perder la cordura que no se si eres mi infierno  o el paraíso, solo sé que te quiero y te quiero, aunque no te lo creas.

jueves, 5 de enero de 2012

Regalo de reyes


.- ¿Que me vas a regalar por reyes?
.- No se, ¿Que quieres tu?
.- No, no dime tu que eres la que me lo vas a regalar. ¿ Que quieres regalarme?
.- Una novia!!!!!!!
.- Y porque no le regalas mejor eso a tu novio………. Y tu te vienes conmigo 

miércoles, 4 de enero de 2012

Cuelga


Estabas intentando arreglar algo que ya no tiene arreglo como que un día de lluvia sea de sol, por mucho que te empeñes y por mucho que quieras y por mucho que  lo desees es imposible, que el cielo sea de colores. Pero a veces nos empeñamos en cosas imposibles porque creemos que con desearlo mucho se convertirán en realidad. Y en eso estabas tú intentando arreglarlo, con el por teléfono, si es que tu tenía que arreglar algo. Pidiendo perdón por cosas que tu no habías echo callándote otras tantas para que esta guerra civil acabara. Tu bandera blanca de la paz la pisaba una y cien veces, mientras tú y no el solo tú escupías a tu dignidad. Por mucho que le quieras o lo quisieras él, no merece tanto dolor ni él ni tu corazón. Seguía la conversación con tus palabras y él como con una pelota de frontón te las devolvía secas y con desprecio. Y porque te vas con ella le preguntabas como si eso calmara tu dolor y él seguía haciéndote daño. En el final de la conversación te pide que le olvides que borres su teléfono que cuelgues y tú le preguntas que si está seguro que es lo que quiere. El te responde que si que si eres sorda, te quitas el teléfono de la oreja y te lo vuelves a pegar, temblando como cuando pequeña les tenías miedo a los nazarenos que veías por tu barrio. Y entonces empieza a insultarte y tú piensas te convences que él no es así que está equivocado que ya se le pasara. Y entonces te vuelve a pedir que le cuelgues en ese momento sin pensar le das al botón rojo y cuelgas y como anestesiado buscas por la R y le das a borrar y conforme te da un subido de golpe te da un bajón con tres tirabuzones. Y un inmenso dolor se apodera de ti, están grande el dolor que te cuesta respirar la vida se te derrumba con veinticinco años quieres morirte y lo deseas con la misma fuerzas con la que lo amas, pero como te dije al principio por mucho que desees el cielo mañana no será de colores. 

martes, 3 de enero de 2012

Fue en una tarde.


Fue en una tarde de este año que acaba de empezar, el centro es un hormiguero de gente en busca de regalos.  La calle San pablo se hace mar donde desemboca Reyes católicos y nacen y muere Gravina y la calle Zaragoza. Seguramente nadie se dio cuenta de que hubo un momento en la que tu mirada y la mía se cruzo en una fracción de segundo y me sonreíste, como aquella tarde en esa calle tan fea donde te conocí...  Llenando mi alma y vaciándola haciéndola florecer y marchitar. Vuelvo al mes de enero y me agarro a una bici aparcada para no caerme del vértigo, y no sé si reír o llorar. La gente siguió comprando, la luz de la tarde de enero jugaba en cada esquina con Sevilla y su catedral gótica y mi cabeza……… mi cabeza se fue en búsqueda de mi corazón que seguía allí donde siempre  en el fondo de tu mirada verde.