martes, 3 de enero de 2012

Fue en una tarde.


Fue en una tarde de este año que acaba de empezar, el centro es un hormiguero de gente en busca de regalos.  La calle San pablo se hace mar donde desemboca Reyes católicos y nacen y muere Gravina y la calle Zaragoza. Seguramente nadie se dio cuenta de que hubo un momento en la que tu mirada y la mía se cruzo en una fracción de segundo y me sonreíste, como aquella tarde en esa calle tan fea donde te conocí...  Llenando mi alma y vaciándola haciéndola florecer y marchitar. Vuelvo al mes de enero y me agarro a una bici aparcada para no caerme del vértigo, y no sé si reír o llorar. La gente siguió comprando, la luz de la tarde de enero jugaba en cada esquina con Sevilla y su catedral gótica y mi cabeza……… mi cabeza se fue en búsqueda de mi corazón que seguía allí donde siempre  en el fondo de tu mirada verde. 

1 comentario:

  1. Feliz año amigo Jose, te deseo lo mejor para este año que comienza. Un abrazo

    ResponderEliminar