martes, 29 de noviembre de 2011

Estudiando


Según lo que llevo estudiado y cito de memoria, el corazón es un musculo involuntario de fibra estriada que forma parte del aparato circulatorio. Según  mis apuntes y sigo citando de memoria es un musculo hueco dividido en cuatro partes dos aurículas superiores y dos ventrílocuos inferiores y a su vez separa en izquierda y derecha al corazón por una estructura llamada septo o tabique.  También se que la primera vez que late el corazón lo hace a 220 pulsaciones por minuto.  Podría seguir contando más cosas del corazón que viene en los apuntes, pero ahora diré algo que no sé si me lo preguntan en el examen de febrero si me lo darán por valido o no. Pero si yo tuviera que añadir algo de mi corazón y del de mucha gente que conozco es que a pesar de que se acelera y parece que se va a salir cuando nos enamoramos de que avécese se lo entregamos a gente   que juegan con él, que te lo parten y hacen añicos o  a que hay gente que se ríe del él o incluso que lo patean o juegan con él. Y a pesar de entregarlo  a veces te duele tanto que parece que se va a romper como un frágil cristal a pesar de todo eso en noches como esta sigue latiendo así que yo añadiría que hay pocas tan nobles y tan duras como un corazón.

sábado, 26 de noviembre de 2011

El rincón de insomnio



No recuerdo muy bien como di con ese rinconcito de internet, creo que Macarena me escribió en un blog y por curiosidad me asome a su rinconcito de internet. Y desde ese día en este pequeño rincón que es mi blog esta la ventanita de su blog y todos los días antes de irme a dormir, entro y le echo un vistazo, como las señoras de pueblo antiguo, leen la biblia antes de dormir y rezan un padre nuestro.  Ayer por la noche bueno a las claras del alba, ya saben cómo somos los gatos que a veces nos pasamos las noches en vela dando vueltas por el barrio mirando a la luna …… ¡Ay la luna! mi compañera en tantas noches sin dormir pensando en algo mejor o intentando cambiar el pasado.  Abrí el blog de Macarena y me puse a leer y a releer sus entradas mientras escuchaba su música de fondo en este caso Goodbye mi lover. Y mientras lo leía sin darme cuenta sus palabras y la música de fondo se iban juntando en una melancolía que me iba hiriendo en el alma un poco más, pero a la vez me hacía sentir tan extrañamente vivo.  Y mientras lloraba en esa madrugada sin saber porque me sentía reconfortado porque sé que en algún rincón de este mundo hay gente como tú,  que siente de esa manera tan especial y a la vez tan incomprendida por tantos. Como te digo siempre un beso niña del nombre bonito desde el sur infinito. Gracias por tu blog, por sentir, por compartir lo que sientes con el resto del mundo, por emocionarme con tus palabras, porque a la vez me pierden y me encuentren. Gracias por existir y por enseñarme que hay gente en este mundo que todavía merece la pena conocer. 



martes, 22 de noviembre de 2011

Quiero ser luna


De noche cuando mis lagrimas brotan al recordarte. En silencio en mi cama recuerdo tus suspiros y mi corazón se vuelve loco. De noche y en silencio muerdo mi boca como si mordiera tus labios, y mientras la noche se va volviendo loca, me gustaría ser luna para ver desde el cielo, como duermes  en tu cama y poder velar tus sueños y arroparte con un ejército de mil estrellas, aunque yo no forme parte de tus sueños.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Yo te di mi corazón

Que yo le di mi corazón, y si ella quiso partilo en pedazos, al fin y al cabo, mi corazón le pertenecía a ella y no a mí.Por eso, ¿rencor?, yo no te guardo

martes, 15 de noviembre de 2011

Essere



Eres como un gol en un derbi con avalancha incluida que te arrastra hacia abajo entre la alegría y el grito atronador de gol, eres un hola sin adiós. Te pareces a un día de lluvia cuando tienes ocho años y sales corriendo bajo el agua con tus botas de agua para meterte en los charcos y con el impermeable del pato Donald y te sientes invencible porque no te mojas. Tu alegría es como la de un viernes a las dos de la tarde cuando suena la sirena que anuncia que el fin de semana ha empezado y todavía queda una eternidad para que suene a las nueve de la mañana un lunes. Porque eres como un sobre de estampas de futbol donde no toca ningún repetida, eres eso la que salva por ti y por todos tus compañeros por ti primero jugando al esconder.  

viernes, 11 de noviembre de 2011

En la estación


Me dijo el otro día mi amigo José, que era mejor no esperar nada que por eso a veces después de un día que podíamos calificar de bueno. Como puede ser ir a trabajar, después ir a clase y más tarde al gimnasio o lo que es lo mismo salir de tu casa a las siete de la mañana y volver a tu casa a las nueve de la noche, comes, te duchas y cierras las puertas de tu cuarto. Y te invade unas terribles ganas de llorar. Quizás eso pase porque a veces tengo la estúpida sensación de que va a pasar algo. Como cuando estas esperando el autobús o el tren un día de esos que llegas tarde  y ves uno acercarse y te levantas del banco y resulta que tampoco es tu tren ni tu autobús. Y te vuelves a sentar cabizbajo mirando la hora desesperado.
Y en esta noche fría, mientras vuelvo a revisar mi billete ya arrugado y mojado de sudor y de alguna otra lagrima. Me siento en el suelo con la cabeza apoyada en una columna de mármol.  Mientras recuerdo a compañeros de viaje que se bajaron en otras estaciones o en los trenes que me baje yo, porque ese tren no me llevaba a ningún sitio. Y miro desesperado como otros llegan a sus destinos o cogen el tren que han llevado esperando tanto tiempo. Yo en cambio solo he conseguido hacer trasbordos que ni siquiera sé si me dejaron más cerca o mas lejos de mi destino.
Mientras tanto aquí sigo esperando, mirando sin parar el billete del tren y la vía en silencio y a oscuras y mientras espero me desespero y empiezo a dudar si vendrá algún día el tren si me equivoque al hacer trasbordo si me equivocado de arcén o simplemente ya he llegado a mi destino y no me dado cuenta.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Por el camino recto.


Mira lo haremos fácil, llevo escribiendo y borrando desde que he llegado del gimnasio en esta puta hoja de Word. Estaba trabajando hoy y tenía claro lo que quería escribir pero me pongo a escribir y lo borro una y otra vez, el despertador suena en menos de siete horas y aquí estoy intentando escribir.  De porque sueño todas las noches contigo desde hace tiempo que todos los días pienso en ti como tú en mi, aunque tú no me lo digas y no me lo quieras reconocer. Y digas que te aburres y todo eso que me dices y apareces cuando menos me lo espero y rompes mi tranquilidad aunque en parte este deseando que aparezcas..  Bueno acabo que mañana a las siete menos cuarto suena el despertador, que te quiero vale y me gustaría que esto acabara bien o que empezara . Ahora me preguntara la gente que quien eres tú, y se pondrán a pensar y a darle vueltas a la cabeza, tu sabes que va por ti y yo también que va por ti, haber cuando eres sincera y me dices que quieres porque aunque no me creas nunca te conozco mejor de lo crees. Pero dímelo vale porque me voy a volver loco.

P.D
 Hay veces que es  mejor dejarse de prosas de buscar palabras y tirar por el camino mas recto. 

lunes, 7 de noviembre de 2011

Aida


Hace ya casi un año que te conocí, en aquella planta de hospital. Sabes te podías haber llamado de cualquier forma pero te llamabas Aida. Y bueno allí estaba yo haciendo migas con otra Aida esta vez de ocho añitos y un pañuelo en la cabeza.  Antes de entrar en aquella sala la consigna era clara no se podía llorar delante de los niños porque íbamos animarlos a que se olvidaran de sus males. Y yo mientras hablaba contigo Aida, tuve que mirar para abajo muchas veces respirar fuerte para que no se me quebrara la voz. Han pasado muchas tardes desde aquella tarde de invierno en Sevilla.  Pero a veces me acuerdo de tu voz de tu piel blanquita y de aquel pañuelo que tenias como una pirata que aborda el mar de la vida. Cuando estaba allí contigo me sentía estúpido porque tú estaba jugando al escondite con la muerte. Y me preguntaba que porque a ti. Que por que a lo mejor tu mirada azul algún día se apagaría, con lo bonita que tu eres, pero bueno yo confió en ti en aquello que tú me dijiste en tu cama que tú no te ibas a morir porque tu no querías morirte, porque tenias un traje de flamenco nuevo, que tenias que salir con una varita en tu hermandad de San Benito, y porque a los patos del parque alguien tiene que echarle gusanitos. Y porque tú tienes que seguir alumbrando al mundo con tus dos ojazos azules y ponerte en tu pelito rubio las horquillas de HELLO KITTY, que te sujetaban aquel pañuelo verde de esperanza. Estés donde estés gracia por aquella tarde, por  haberme dado una gran lección. 

jueves, 3 de noviembre de 2011

Gracias


Me pregunto a veces, si mis palabras la leerá alguien, o son como gritos en medio de la nada que nadie escucha. Escribo con la esperanza con la idea quizás absurda que alguien lea lo que escribo y se sienta identificado y piense esto es lo que me pasa. Como cuando yo en el google escribía la palabra desamor y entraba en todos los blog que me salían. Y me tranquilizaba o quizás lloraba más aun. Y entre tanta soledad y tanto dolor me sentía un poco mas comprendido.  A ti que estás leyendo esto en este momento quiero darte las gracias, por ponerle voz a mis letras, por parar un momento y leer mi blog. Por dejarme que te cuente mis miedos, mi dolor, mis sueños y mis alegrías. A ti sea quien seas y estés donde estas muchas gracias, por asomarte a este pequeño rincón que no deja de ser un anexo de mi alma. Lo dicho muchas gracias no por tu visita si no por dejarme compartir mi blog contigo.