sábado, 28 de abril de 2012

28/04/2012


Un día mi sonrisa desde lo más profundo le pregunto a mis ojos que porque no paraban de llorar y ellos le contestaron.
.- Por que tu nunca estas.

lunes, 23 de abril de 2012

Serenata desesperada de un corazón kamikaze


Tu cuerpo es mi mundo y tu cuerpo un continente sin explorar, amarte es mi religión, porque tu  eres un eterno mes de mayo, tu marcas la frontera de mi cordura y en tu cama no se si hice el amor o la guerra,  tu mi mas preciado tesoro, la razón de mi existir porque tu eres mi puerto  mi destino mi principio mi final, tu voz acuna mi alma  y tus caricias reparan heridas ……..hoy ha pasado el tiempo y aun sigues siendo todo aquello pero si ya no puedo besarte ni tocarte prefiero morirme antes de seguir sin ti ……..

viernes, 13 de abril de 2012

Libertad de chocolate y esperanza


Te conocí en septiembre del 2010 cuando mi vida estaba apunto derrumbarse.  Allá por el puerto de Santa María es curioso donde mi vida empezó a derrumbarse.  Supongo que la tuya también empezó a derrumbarse allí un día. Pero oye que no vengo aquí esta noche a hablar de cosas malas, hoy por lo menos no. Quizás esta entrada te la tendría que haber escrito en enero del año pasado y no ahora.  Cuando te conocí me pareciste una chica normal en un sitio que no era el suyo.  Antes de seguir quiero pedirte perdón porque te prometí que volvería para que no te sintieras sola y nunca mas volví, en el fondo siento que te fallado, te podría poner mil y una escusas. Pero quiero pedirte perdón por ser uno más de todos aquellos que te fallaron.  Hoy por suerte paso el tiempo y eso fue como un mal sueño que por fin eres libre como lo era tu sonrisa aquella tarde de septiembre que por muchos muros que hubiera allí era libre como tu ahora. Que tus ojos de chocolate y esperanza miran al horizonte sin ninguna ventana de por medio. Sé que a veces estas triste y de bajón que no le encuentras sentido a nada y que te falta ella. Pero sabes Irina hay que seguir aunque a veces la vida duela y nos trate como a un muñeco de trapo y nos vuelva a poner a pruebas y te entren ganas de gritar y de llorar y sientes que nadie te comprende. Pero sabes hemos llegado hasta aquí ahora no hay muros ni toques de queda ni nada que demostrar a nadie. Porque somos libres de todo aquello que aquel septiembre nos hacia esclavos y nos atabas de pies y mano. Quiero que sepas que recuerdes aquello que te dije aquella tarde de que yo quería ayudarte porque yo creo en ti, en tu libertad, en que este mundo necesita a Irina Gallardo y a su sonrisa y a su corazón lleno como el de su madre. Hay tu madre cuanto la echamos de menos verdad, seguro que allí donde esta se sentirá orgulloso de ti de su niña  de su Irina, cuando dejes de leer esto quiero que cierre los ojos y respires profundamente y la sientas allí donde siempre estuvo que es dentro de tu corazón. Un beso Irina ojala que nos volvamos a ver. Y disfruta de tu libertad y que nada ni nadie te la vuelva arrebatar. 

miércoles, 11 de abril de 2012

11/04/2012


Me volví a sentar en tu portal, bajo la luna a esperar por si de nuevo te daba por bajar. Y mientras esperaba desesperaba y entonces volviste a venir con tu camiseta amarilla y tu pantalón vaquero, iluminándolo todo al pasar. Entonces volví a despertar sentado en tu portal y la luna me recordó que tú ya no vivías alli

miércoles, 4 de abril de 2012

Espérame que yo te estaré esperando.


Necesitaba llegar a mi casa y apagar la luz y encerrarme en mi cuarto para poder encender mi alma y abrirla y llorar solo porque hoy tampoco hay hombro en el que apoyar mis lágrimas mientras me susurren al oído el año que viene el año que viene. He soñado mucho con que llegara el día de hoy tanto que ni si quiera soñé que lo soñaba. Posiblemente lo soñaba cuando aún era un niño y paseaba por el pasillo de casa de mi abuelo cojines, sillas y hasta una virgen del Roció desconchadas por el paso de los años.  Quizás también lo soñaba cuando un día en la cama de mi tío vi un costal planchado y sentía como el corazón se me aceleraba, o quizás empecé a soñarte cuando viendo un paso cualquiera veía a unos pies moverse mientras mi madre me decía pero mira arriba y yo miraba esos pies. Estos días recordé tantos martes santos que te vi que ya ni siquiera recordaba y me hiciste ilusionarme de nuevo una ilusión que ya creía perdida una ilusión que ya no recordaba. Quizás por eso estoy llorando ahora porque esa ilusión ha vuelto, porque como dijo Barbeito que hay más grande que una víspera. Y aquí estoy yo de nuevo en víspera con un año por delante porque este no es el martes que yo soñaba, aunque supongo que tú tampoco esperabas el día de hoy.  Y aquí estoy en esta noche de miércoles santos en vísperas del próximo martes cuando la luna se asome a la gavidia y allí este aquel niño que un día soñaba con ser costalero, con mi costal blanco como una ilusión. Allí estaré yo y me acordare de mi amigo Rafa, de mis abuelos, de mi amiga Sonia de mi Evita, del padre de Pedro, de Desi (Dios mio que de gente me falta.) que ahora mismo está más cerca de ti que  de mí. Te imagino en otro martes diferente a este y a pesar de las lágrimas, la sangre me hierve y una sonrisa se dibuja en mi cara mientras te imagino que te acercas delante de cientos de nazarenos blancos que pasan  por delante de mí, uno por cada día que me queda. Al fin y al cabo te esperado sin saberlo veinte nueve años de mi vida te puedo esperar otro año más. Solo te pido que me esperes que yo te estaré esperando