lunes, 31 de octubre de 2011

Locuras de otoño.


Espera me dijo la impaciencia.
¿Te cuento un sueño me pregunto la desilusión?
Te diré algo al oído me dijo la mentira.
¿Bailamos esta noche?-Me pregunto la soledad.
Porque no dejas de mentirte a ti misma.
Cuando mi alma se pone de parto,da a luz mi blog.
Yo no quiero escribirte los versos más tristes.
Sigo dudando si algún día me quisiste.
Eso de leal es una broma.¿No?
Yo paso de pasar.
A mí no me dieron las diez.
No sé si elegir la cordura o la locura.
¿Cuantas mentiras caben en la palabra te quiero?
Yo no grito es que pienso muy fuerte.
¿Y tú con que comes la sopa con palillo o con tenedor?
La mentira sale por tu boca.
La verdad grita en tu mente.
Y lo que paso lo sabemos los dos.
Yo quiero vivir me dijo la muerte.
Y esto habla de ti o ¿no?
Y yo ser un polo de limón me dijo uno de fresa.
No se te ocurra le dije a mi imaginación.
¿Tu sabes ir de frente?
 Y tú que te ríes le pregunte a la tristeza.
¿Y de que llora la alegría?- me pregunto ella.
Nunca supe hacer trampas en eso del amor.
Yo también pienso que cada vez son más tristes las canciones de amor.
Yo no quiero ser canto que por ti cante.
Vamos corre me dijo la pereza.
Y que me arrastre el levante hacia ninguna parte.
Yo ni como ni las dejo.
La soberbia me hablo esta mañana de humildad.
Mi mala suerte ha tenido otro gran día.
¿Truco o trato?
En la octava uva siempre me atragante.
No fue penalti ni expulsión
Tú sigue inventándote cosas de mí.
Yo la verdad de ti, me la seguiré callando.
Aquí tienes un amigo me dijo Judas.
El odio se clava en mi mirada.
Cálmate me aconsejo la ira.
Y olvida me dijo el rencor.





jueves, 27 de octubre de 2011

Broadway


A veces me dan ataques estúpidos de optimismo, en el momento menos adecuado. Me imagino por la gran vía, o por Triana o por el Realejo de tu mano después de otro día duro de trabajo. No sé si te conozco no se en que trabajo, pero una rara felicidades me invade y sonrió a los desconocidos por la calle, es tan rara esa extraña felicidad que me entran ganas de cantar y de bailar como en un musical de Broadway  o me entran ganas de salir corriendo ir gritando como un loco sin camiseta con una felicidades desbordante.  Sé que el día que consiga eso no estaré en lo más alto, pero sí que será iré por el centro del camino. Y todo volverá a merecer la pena, no importara que te entren ganas de llorar parado en un semáforo que los ataques de ira te sacudan el alma. Las lagrimas y el llanto, la derrotas y quedarte en el banquillo. Todo eso algún día quedara atrás. No sé si quedara mucho o quedara poco, solo sé que tengo un sueño y voy a derramar hasta la última gota de sangre para intentar que se haga realidad mi sueño y no es otro que vivir la vida que quiero.

lunes, 24 de octubre de 2011

A veces me imagino que del cielo cae un balón de rugby


A veces me imagino que del cielo cae un balón de rugby,  y lo cojo antes de que caiga al suelo y empiezo a correr con el abrazado mientras avanzo una yarda tras otra. Sorteando rivales hasta llegar a conseguir un ensayo ¿Qué cosas más raras te imaginas no?
Si ya lo sé pero necesito creer.- ¿pero creer en qué?
Eso es lo que no se. Si creer en algún Dios o es algo más fácil y más complejo que es creer en mí. Esta tarde mientras seguía estudiando para intentar volver a encontrar el camino o dejar de caer en esta caída en el abismo. Pensaba que  un día se partió el timón o me lo partieron o lo partí yo de un giro brusco y lo unico lo que sé es que a veces mi vida va a la deriva a trompicones como un bosley bajando por el túnel. Quiero soñar sin miedo a despertar. Recorrer esta ciudad  ver amaneceres y atardeceres sin tener miedo. Cumplir mi sueño tirarme en plancha y conseguir un ensayo ese ensayo que me meta en el partido.


jueves, 20 de octubre de 2011

Sueños.


No quiero volver a soñar. Porque cuando sueño algo irremediablemente se aleja. Sueño con alcanzar una meta, un objetivo. Y  siempre se acaba alejando o alguien lo acaba consiguiendo. Siempre alguien nunca soy yo. Estoy estudiando y no quiero pensar que pasara cuando apruebe porque seguro que todo lo que sueño y me imagino nunca es igual que en los sueños. Así que intentare no volver a soñar, a no hacer castillos en el aire mientras espero que se cambie el semáforo o mientras me toca en la cola del pan. No pensare que pasaría si me cogieras de la mano, si me voy a Madrid si apruebo el curso de monitor. Porque tengo miedo de que lo que sueño sea solo eso un sueño alejado de la realidad. 




martes, 18 de octubre de 2011

Tú, yo y los diez mandamientos.


Pienso en ti, y me veo incapaz de cumplir ni un solo de los mandamientos. Supongo que eso será un pecado gordísimo  y que el día que me muera las puertas del Averno se abrirán de par en par.  Y que los demonios que allí viven me esperaran con las manos abiertas con sus lenguas escupiendo fuego. Mientras escribo esto estoy repasando los mandamientos por si alguno puedo convalidar y por lo menos quedarme en el purgatorio hasta conseguir el perdón divino.
Amaras a Dios sobre todas las cosas.
Eso dice el primer mandamiento divino, pero yo solo quiero amarte a ti sobre todas las cosas. Porque si tú me dejaras yo solo te amaría a ti sobre el bien sobre el mal sobre la vida y sobre la muerte, sobre Dios y sobre todas las cosas materiales e inmateriales.
No tomaras el nombre de Dios en vano. Santificaras el Día del Señor
Yo no te juro por Dios que viviré cada día por ti y para ti, yo quiero jurártelo delante de el si es necesario. Y solo santificare los días en los que amanezcamos en la misma cama y en los días que me levante y mi primer pensamiento seas tú.
Honraras a tu padre y a tu madre.
Honrare tu vida y la mía, tu sangre, tu nombre, tu cuerpo, tu vida, la claridad de tus ojos miel.
No mataras.
Este sería el primero que me saltaría sin pensarlo, si tú me besaras y me cogieras de la mano para no soltármela nunca, mataría a la soledad, a la pena, al dolor. Con la espada de tu dulzura y de tus encantos de mujer.
No consentirás deseos ni actos impuros- No cometerás actos impuros.
Cada noche pienso si estuvieras conmigo, estaría toda la noche haciendo todo tipo de perversiones en honor al amor. Así que otros dos mandamientos que no podría cumplir.
No robaras
Juro robarte todos los besos que sean posibles
No levantaras falsos testimonios
Mentiré a mi corazón y le diré que nunca fue amor aquello que sintió si no eras tú la que se lo hacía sentir.  
 No codiciaras los bienes ajenos
Ya te codicio a ti, que no eres un bien ajeno, porque no perteneces a nadie. Pero bueno si codicio tu corazón  y tu boca y tus ojos claros de miel, codicio tus caricias y tu pelo corto, codicio ser el dueño de tu sonrisa y codicio soñar a tu lado.

 Si es un pecado quererte y codiciarte, soñar contigo aunque no esté dormido, pensar en ti hasta cuando te tengo delante. Tener miedo a que te vayas, morirme de celos al saber que piensas en otro que no soy. Si levanto la ira de algún Dios del cielo no quiero que me perdone.

                                                                                 Doy fe con la sangre con la que te escribo. 

jueves, 13 de octubre de 2011

Me quiere demasiado


 Eso es lo que tú me dijiste de tu novio.  Que te quiere demasiado. Es curioso porque para mí nunca fue demasiado  ir a todos los sitios a los que fuimos juntos. Ni los millones de besos que algún día te di me parecieron nunca demasiados.  Es mas ni el día que me gaste todo lo que cobre en ropa para ti me pareció demasiado tampoco. Ojala te pudiera haber comprado el Factory entero para ti solita y aun así no me parecería demasiado.  Para mí nunca fue demasiado quererte, quizás sea porque mi amor por ti parece que no tiene fin y cada día crece mas y mas hasta que algún día el corazón me estalle en pedacitos de quererte.  No creas que esto lo escribo porque le tenga envidia a tu novio ni me sienta inferior porque yo sé hasta dónde puedo llegar y todo lo que te di y todo lo que te pude dar. No me duele saber que compartes con el, los amaneceres y atardeceres ni que vaya por este estúpido pueblo de tu mano mientras yo solo vaya de la mano del aire.  Y no me duele saber que estas con él ni nada de eso, porque cierro mis ojos y estamos allí en mi coche o comiéndonos una Cassata o en el salvado o en la Yogurteria o comiendo M&M, o haciendo una de esas carreras en la piscina en la que siempre me hacías trampas, o viendo aquí no hay quien viva mientras comemos Doritos y entonces cierro los ojos como tu ahora y veo que yo tengo razón que tenía razón con aquel estúpido mensaje, en el que te dije que nadie te podía querer más que yo. Porque el otro día leí que el universo no deja de expandirse por el infinito como, mi amor por ti que cada día que pasa crece y se expande. 



Porque yo y mis penas seguirán contigo hasta que no se curé mi pobre corazón
                   Sobrelleve- Ezequiel Benita. 

lunes, 10 de octubre de 2011

Y que hacer para verte





Estábamos en la parte de atrás de mi coche, tú y yo, yo y tú………. Tu echada sobre los asientos del coche yo frente tuya. La luz de los coches se reflejan en los cristales del coche como si fueran faros y nuestras almas dos barquitas que navegaban en la misma dirección. Mientras nosotros jugamos dentro del coche a hacernos cosquillas a enseñarnos la lengua, como dos niños de primaria. Mis labios tocan los tuyos y mientras lo tocan cierro mis ojos. Cuando se separan nuestros labios, siento tu respiración sobre mi cara, abro mis ojos y me veo reflejado en la brutalidad de tus dos ojos verdes. Y mi mano acaricia tu cara desde la barbilla a la mejilla y baja por el cuello………….. Te vuelvo a besar y me sonríes y yo en ese momento me podía morir, el corazón podía haber reventado de la felicidad desbordante que me haces sentir.


  Hoy mis ojos de nuevo sienten el deseo de volver a verte - Los Rebujitos. 

jueves, 6 de octubre de 2011

Esas noches

Haces un examen y sacas un siete, vas al gym y te esfuerzas al máximo. Quedas con una chica que es un encanto, pero te encierras tras  las puertas de tu cuarto y todo vuelve a derrumbarse sin ningún sentido. Lo que nos faltaba que también te derrumbes los días que no son malos. Porque piensas que con el siete no vas a ningún lado porque piensas que el gym da resultados pero no los que tu quieres ya. Y lo de la chica bueno dejemos el tema hay. Quizas sea que eres un inconformista o que crees que puedes hacer un poco mas y quizás no sepas como o quizás que solo sigues siendo aquel niño tan falto de cariño.


 Correr sin descansar por la tierra de nadie,donde entonces tampoco encontré qué voy buscando.Qué busco sin parar, qué busco con tanta prisa,qué espero y si va a venir una vida agitada o quizás más tranquila.

Buscando - Los Secretos

martes, 4 de octubre de 2011

La niña de la calle Real. ( Nuestra Señora de Valme )

Te tengo cogida la hora por la que pasas por la calle Real cruzando el Arenal. Y por eso siempre me cruzo contigo a la altura del teatro aunque no me coja de camino para ir a la biblioteca. Tu pasas sonriendo pensando en tus cosas yo paso sonriendo porque otro día mas te visto.  
Hay momentos que deberían de ser eternos como ese fugaz momento en que nuestras miradas se cruzan y tu le das sentido a mi tarde porque te visto.
Esto no se lo he contado a nadie.- ¿A quién se lo voy a contar? y ¿Cómo?
Si no se cómo te llamas ni como es tu voz, si ni siquiera sé cuántos años tienes. Pero solo sé que cuando te veo mi respiración se para cada vez que nuestros pasos se acercan.
Me podría pasar mirando tu cara todo una vida, que no me cansaría de hacerlo, por pasar una tarde contigo daría media vida para tener la otra media para recordarlo.  Porque eres tan bonita que la calle Real se para como si tú fueras el sol y toda la calle satélites que giran alrededor de ti. Cuando te miro me entra vértigo, miedo y alegría. Un día vi que tenías un tatuaje que ponía que tu corazón late de sueño…….. El mío simplemente late porque sueña contigo……… Hasta mañana niña bonita de la calle Real.

domingo, 2 de octubre de 2011

Tarde de Domingo

Nadie nos dijo que fuera fácil, ni siquiera que merecera la pena intentarlo o que todo saldrá bien después de intentar hacerlo. Solo se que hay dos opciones. Intentarlo y que salga bien o mal o quedarte en tu casa viendo pasar el tiempo y imaginarte toda la vida que hubiera pasado si lo hubieras echo.