lunes, 18 de noviembre de 2019

Aquel banco

Un día nos sentamos ahí en ese mismo banco una tarde calurosa de agosto en Sevilla y allí hablábamos de nuestros sueños... ha pasado el tiempo y ya no quedan sueños ni siquiera estas tu... solo queda el banco vacío como mis sueños, como mi mano sin la tuya...

No hay comentarios:

Publicar un comentario