martes, 23 de febrero de 2010

Dime tu

Porque no la quieres si por lo que me cuentas es muy buena niña no seas tonto y dale una oportunidad, me dijo un amigo esta mañana y tras mucho pensar mucho reflexionar.

Dime tu amigo, como llamas tu a esto de encontrar a alguien después, de una tormenta a alguien que con su voz me saco un poco de la oscuridad que su risa aun retumba en mi alma, que me gusta hablarle si le hago sonreír, y dar, para que otro tenga la suerte que tengo yo la suerte que e tenido.
Dime tu como llamas amigo a dejar de andar un camino que sabes que no es el tuyo, para que esa persona si pueda hacer su verdadero camino y no pierda su tiempo andando por una vereda que no es el suyo.
Dime amigo, como llamas a no ilusionar una persona con promesas falsas, con besos y caricias que me pinchan en el alma.
Como llamas tu, dejar que conozca a otro, que por ella se derrita que le de todo lo que yo no me siento capaz de darle, porque se que lejos de mi será mas feliz que conmigo.
No es acaso una prueba de amor no obligar a nadie no atarla a dar un beso sin pasión a alguien que la ame sin miedo del pasado ……………… una vez escuche. Eso es amor dejar en libertar lo que sabemos que no, nos pertenece

1 comentario:

  1. Qué poco me gusta esa expresión..."Que alguien nos pertenece".
    ¿Quién pertenece a quién?¿Quién concede esos títulos de propiedad? ¿Cómo puede una persona tener dueño?
    Realmente no me parece una forma de ver una relacción para nada apropiada. No sé si seré demasiado raro, pero para mi forma de ver una relacción hay que tener ganas de estar con esa compañía de forma continua, sin propiedades, sin amos ni esclavos, sólamente deseando estar.
    Cuando eso falla no hay documento firmado ni propiedad que haga feliz a una pareja y lo mejor probablemente sea volar, quién sabe si a otro nido.

    ResponderEliminar