viernes, 11 de marzo de 2011

Mirando el universo

Mirando el universo, acompañado de la soledad y de las lágrimas que mojaban su cara, estaba aquel joven guerrero de la oscuridad. En esa noche en que el invierno esta apunto de morir para que nazca la primavera.
El aire de aquella noche rozaba al guerrero con delicadeza como si fuera de cristal y pudiera quebrarse como estaba a punto de hacerlo su alma.
Con sus ojos llorosos, tirado en la hierba mojada por el relente; apretaba los puños y los dientes con fuerza, como si de esa manera de sus ojos dejara de brotar lagrimas y su mente dejara de martirizarle. La armadura estaba apunto de agrietarse y el escudo que envolvía su corazón empezó a rajarse de punta a punta. Y aquel inmenso dolor volvió apoderarse de su alma y lo hundía con fuerzas sobre la hierba, mientras miraba las estrellas entre lágrimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario