viernes, 1 de enero de 2010

Me encontraste

Lo volviste hacer estabas esperándome llevabas mucho tiempo buscándome lo se, pero igual que tu yo también se jugar al escondite, igual que si fuera una escuadra italiana me encerré atrás con el catenaccio y cortaba uno tras otros tus inútiles ataques . Pero a veces el catenaccio falla y por fin me encontraste de frente, escondida en una canción y chocaste contra mi como una locomotora a toda velocidad y me volviste agarrar y aplastar y te volví abrazar como una pesada cruz camino de un interminable calvario no te esperaba pero allí estabas el primer día del año, detrás de una estupida canción

No hay comentarios:

Publicar un comentario