miércoles, 13 de enero de 2010

Pero a tu lado

Es curioso nos encontramos en octubre y hasta hoy no e sido capaz de escribir sobre ti, se que no leerás esto pero si lo lees volverás a pensar que siempre contigo te deje para el final, para cuando como siempre no tengo nada y yo soy tu ultima opción tu ultimo suplente y quizás tenga que volver agachar mi cabeza, como cuando uno sabe que se a equivocado.
Fue una mañana de octubre, que curioso verdad Sandra octubre como la ultima vez que te vi hace ya demasiado tiempo. Y una mañana por Reina Mercedes con tus ojos me encontré con tus dos grandes ojos verdes, como la luna verde en el romancero gitano de Lorca. La verdad es que tuve miedo de volverte a ver después de cinco años Sandrita cinco años claro que me acordaba como no me voy acordar del tiempo que hacia que no me asomaba a tus ojos verdes. Y contra todo pronostico viniste a saludarme con tu voz que volvió a retumbarme en el alma como cuando me pedías que te quisiera a ti nada mas que me olvidara de la Alhambra y de Granada, pero yo no podía olvidarme ojala pudiera ahora sabes. Y me diste dos besos en la mejilla. Cerré mis ojos y recordé aquellos besos que nos dimos en tu portal la de veces que con mis manos toque tu cuerpo, la de horas que pasábamos en los escalones de la plaza del Heliopolis hablando de tonterías o de cosas serias. La mañana que te dije que fui a Granada y allí se me olvido el corazón. Y como te pusiste a llorar sin consuelo y te fuiste del gimnasio corriendo y yo corriendo detrás tuya hasta que te metiste en tu portal y me cerraste la puerta y te tiraste al suelo llorando, y yo solo podía mirarte como un estupido detrás de la puerta.
Me preguntaste como estaba y me dijiste un vaya lo siento y nos pusimos hablar de cosas de trabajo de gente y me dijiste bueno Joselito me tengo que ir a recoger a mi niña que sale de la guardería, cuídate vale. Y no lo olvides quien sabe a lo mejor hay otra vida y otro mundo…………..

Después de verte volví a los escalones donde tantas veces hablamos, donde dos días antes me dijiste que no podías ir a Granada que por un día que no me vieras no te ibas a morir………………. Sabes Sandra como tantas veces bromeamos espero que halla otra vida y otro mundo para estar a tu lado

1 comentario:

  1. ¿Por qué otra vida?
    ¿Por qué otro mundo?
    ¿qué razon hay para no fabricar esa vida y ese mundo?

    ResponderEliminar