miércoles, 14 de julio de 2010

Desgarrándome

El cielo se volvió a poner rojo como en una tormenta de verano. Esas que no te esperas y te pone el coche lleno de polvo justo el día que lo acabas de lavar. Y como aquella tormenta de verano otra vez, la soledad estaba esperándome. Después de las palabras justo en el momento en el que el silencio apareció. Allí volvías a estar tu, con tu beso de frío partiéndome el timón, con tu alianza para mi de desamor eterno.
Te miro de frente mientras me recuerdas que tu de mi nunca te vas a cansar, que donde me metido todo este tiempo. A continuación me diste un beso lleno de desilusión, desgarrando todo por dentro y por fuera. Y de tu mano llorando y temblando, mientras te suplico que me dejes en paz. Te empecé a escribir otra canción de amor .

1 comentario:

  1. Que bonito, Jose, me ha gustado mucho.Pero derrocha pesimismo, tienes que levantar el ánimo, amigo, que estás en la flor de la vida, y encima eres COSTALERO DE SEVILLA.
    Un fuerte abrazo.

    Emi

    ResponderEliminar