jueves, 8 de marzo de 2012

El segundo deseo.


Hace veinticinco horas me quedaban dos deseos. ¿Te acuerdas? Bueno pues hay va quiero ser tu superhéroe como dice la canción del arrebato y poder salvarte como en mis sueños de ese mundo que me contaste que se te caía a pedazos por momentos. Si tu quisieras yo sería tu súper héroe y en mi coche azul océano. En una noche de nuevo te metería en él e hiramos a ver la luna y a esos sitios que tú y yo sabemos.  Que todo volvería como fue un día como siempre tuvo que ser. Porque nada tiene sentido sin ti, porque por más que pasa el tiempo aquí estoy atado a ti. Porque si tú me miras porque si tú me tocas porque si tú me besas………. Ahí si tú me besaras mi corazón se vestiría por siempre de fiesta. Porque miro la foto que tenemos tu y yo y miro tu sonrisa y sé que no me equivoque.  Porque niña yo no digo que tus ojos son dos trocitos de luna y que junto a la noche de tu pelo y tu sonrisa de estrella sean un trozo de cielo yo solo digo que ese es mi universo. Ni voy a escribirte aquí que cuando sales a la calle el viento se levanta porque se muere por tocarte que hasta el cristal de los vasos tiemblan cuando ven de cerca tus labios y sabe que vas a posarlo sobre el cristal. Solo  sé que si tu y yo somos uno no me importa que no haya cielo porque ya estuve en el cuando me diste un abrazo.  Porque como dijo Barbeito en su pregón porque te miro y no me canso de verte.


P.D

Me dijiste que los deseos que se cuentan no se cumplen pero veinticinco horas despues que mas da si son solo sueños y los sueños, sueños son y algunos como este se aleja a la velocidad de la luz .............

No hay comentarios:

Publicar un comentario