lunes, 7 de mayo de 2012

Quien quieras que seas, pero para ti.


El pegamento para las heridas de mi alma, el pañuelo de mis lagrimas, la protagonista de mi vida, el paracaídas cuando me tiro del  avión y mis alas cuando me caigo al abismo, yo soy el barco y ella el espigón donde atraca mi corazón. Ella me mira como solo ella sabe y se apodera de mí……..  Y el corazón late su nombre. Ella me da la vida y luego me la quita, es una eterna canción, una tarde de verano por Granada y una noche en la calle Betis, es  un doble looping en la montaña rusa,  su cuerpo me declara la paz y la guerra es un acantilado de cosas bonitas y de perversiones en una cama sin dueño, es un grito en el silencio y el arco iris de mi tormenta por ella no parpadeo cuando esta cerca porque no quiero dejar de verla ni un solo segundo.  Por ella canto en el autobús y sonrió a los extraños en el metro por ella Sevilla es siempre primavera y maldigo mi reloj cuando pasa el tiempo, por ella la luna me mira y el sol y la soledad se pudre de pena. Por ella me siento pequeñito  como si fuera una de sus pequita, frágil como el cristal y poderoso como si fuera un superhéroe y es que aunque ella no lo sepa la quiero a morir y gastaría con ella las sietes vidas que me quedan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario