martes, 16 de marzo de 2010

Allí estabas tu esperándome



Creía que nadie me esperaba estos días al salir del trabajo, para contarle que me sentí enormente torpe al coger las placas. Pero si me esperaba alguien la misma que me acompaña cuando voy solo en el metro, la misma que me espera después de un ensayo, la misma que me esperaba para contarle que el otro día algún hijo de puta me rayo el coche con unas llaves. La misma que me ve desde hace un mes todos los días derrumbarme tres veces al día. Y le preguntas si seré capas de coger aquella doble curva sin frenar y sin girar el volante, si seré capas de tomar tantas pastillas como para alcanzar el sueño eterno.
Estoy cansado de que la gente me diga que ya falta poco para lo que me gusta, pero si solo tengo de compañía a ella para contarle como me ha ido que e visto. Se que me esperas en el sofá al llegar a casa. Como me esperas en aquella cama donde siempre dormía ella y en la que a veces me tumbo a llorar hasta que me duele la garganta casi mas que el alma.
Estoy arto de llevar mi desesperación por dentro, de estar apunto de reventar y tener que poner buena cara. Estoy arto de estar pero no estar, de estas lagrimas del mismo dolor que hace seis meses. De reír aunque el alma me llore.
Ojala pudiera matar esa estupida esperanza que a veces me inunda el alma que me dice que pronto todo esto quedara atrás. Porque mientras ella me acompañe todo esto seguirá pasándome un día mas. Porque tu Soledad, no te cansas de estar conmigo.- ¿verdad ?.

1 comentario:

  1. El primer amor marca esos sentimientos que jamás olvidarás pero que aprenderás a asumir poco a poco todo pasará aunque parezca duro será así queramos o no.

    ResponderEliminar