lunes, 26 de abril de 2010

Un Ángel Gitano.


Hace ya muchos años exactamente fue en el 2003. Una extraña madrugada en la que tuve la suerte de conocerte, si sabes hoy pienso que fue una suerte el poderte conocer aunque esa noche solo escuchara tu voz. Pero aquel momento algo se volvió a encender dentro de mi, cuando escuche tu encantadora voz con ese dulce acento. Esa misma tarde estuve viendo al señor de los gitanos, pidiéndole un poco de luz, que me mandara una señal un algo para que yo viera que el estaba conmigo. Y esa misma noche apareciste tu hablándome de el, a los pocos días me mandaste por correo un paquete con un video, una camiseta tuya que a pesar de que a pasado ya muchos años me siguen oliendo a ti y aquella medalla de la hermandad de los Gitanos esa que desde el día que me la diste para cambiarla cuando nos conociéramos sigue en la cabecera de mi cama. En el costal ponía pintado Ángel gitano.
Entonce lo comprendí todo tu eras un angelito de esos que acompañan a mi cristo de bronce prendido de su canastilla verdad. Ha pasado el tiempo, pasaron muchas cosas alguna buenas otras malas. Se que olvidaste todo aquello lo se porque tu me lo dijiste, pero sabes yo a veces cuando estoy en mi casa me acuerdo cuando subimos los escalones de mi casa besándonos el pequeño trato que te hice si querías que te enseñara mi casa, me acuerdo tu sonrisa de niña mala, recuerdo cuando me llamabas para hablar horas y horas. Me acuerdo con la pasión que me besabas que me hacías tuya. Pero un día me dijiste que tenias que irte que quedarte no podías y entonces todo se volvió a nublar, te llegue a odiar. Al día siguiente fui a buscarlo a el sabes y me pelee con el dentro de su casa le dije que porque se había reído de mi que porque lo hacia que ya no volvería a estar ni una sola madrugada detrás de el. Desde aquel día estoy enfadado con el y con mi virgen de las Angustias. Durante mucho tiempo me pregunte que porque me tuvo que pasar todo aquello a mi. Que porque con toda la gente que hay en el mundo con lo lejos que estábamos siempre me tocaba a mi perder. Hace poco volví a entrar en la casa del señor, si te digo la verdad en siete años no entrado mas de diez veces. Porque cada vez que entro me acuerdo de ti, de nuestros besos de lo feliz que me hiciste y de que a pesar de todo eres la persona que mejor me a tratado hasta hora. Ese día volví a entrar para verlo porque aunque este enfadado con el, yo lo necesito y el lo sabe, le dije que si el podía que me ayudara no a llevar mi cruz si no que me diera fuerzas y paciencia para llevar la mía.
Esa misma tarde y aunque parezca increíble volviste aparecer siete años después y aunque todo sea ya diferente, tu luz sea mas tenue tu vida a cambiado demasiado, aunque ya no mandes a mi ninguna barquilla aunque la luna te llevara para decirme que ni yo era tu principito ni tu princesa mía. El día que volviste aparecer en mi vida, me di cuenta de que fue una suerte conocerte, que cuando hablo contigo se sigue dibujando aquella sonrisa. Me gustaría preguntarte si te acuerdas de aquellos besos de mi casa de nuestros cuerpos. Pero se que no debo que tu vida a cambiado quizás ya no recuerdes nada de eso porque en verdad que mas da. Solo te puedo decir que me enseñaste mucho aquellos días me quitaste una venda que tenia en mis ojos. Y se que es lo que estoy buscando.
A veces cuando hablo contigo pareces un poco triste por problemillas varios………… Me gustaría poder ser esa persona que reclamas y poder ayudarte. Pero sabes me alegro de que seamos amigos de poder hablar contigo y de saber que todo aquello no solo fue un sueño que yo tuve. Y de contestarme a aquella pregunta de lo hiciste de verdad o solo por jugar conmigo.solo de la forma en que me tratas ya se la respuesta, desde hace tiempo ya lo se y antes de terminar te quiero hacer una pregunta.
¿ tu eres un angelito de esos que va prendido de la canastilla del señor, verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario