miércoles, 10 de agosto de 2011

Yo mismo y yo.


Cabeza: Como puedes pensar que todavía te quiere.
Corazón: Yo no he dicho eso ni he pensado nada.
Cabeza: Coño, que no de que te crees que soy tonta o que. Si lo he sentido
Corazón: Mira te voy a decir una cosa. Yo no pienso porque para pensar estar tú, así que tú sigue pensando que yo seguiré sintiendo. ¿Capichi?
Cabeza: Vale llámalo X pero no vuelvas otra vez a lo mismo.
Corazón: Que no vuelva a que.
Cabeza: Que no vuelves hacerte daño tu solo. Que ella no te quiere otra vez
Corazón: ¿Y cómo sabes que no nos quiera otra vez?
Cabeza: Porque para que nos quisiera otra vez. Nos tuvo que querer alguna vez y ella eso nunca lo hizo.
Corazón: Ya pero es que……..
(Interrumpiendo)
Cabeza: No sé como con lo poco que nos dio puedes seguir sintiendo tanto por ella.
Corazón: la que va hablar y tu porque no la olvidas de una puta vez, y dejas de recordar cosas y tonterías.
Cabeza: Si hay tienes razón.
Alma: Estoy cansada de ustedes dos. ¿Sabéis? Porque no dejáis de hacerme daño de tirarme cristales para arañarme. Tú podías dejar de recordar cosas buenas y cosas malas no se piensa en lo que tú quieras pero deja de pensar en ella porque son cristales rotos que me tiras... Y tú podías dejar de quererla de una puta vez porque lo que tú sientes me quema y me revienta.
Cabeza: ¿y cómo hago para no pensar en ella, cuando amanece el día o cuando nos vamos a dormir?
Corazón: Ojala pudiera.
Alma: Sabéis  lo peor que  a mí como ustedes pienso y siento que la única que puede curarnos este dolor sigue siendo ella.
Y así un día mas mi cabeza es como no para de pensar en ti a pesar de todo el daño que me hiciste, mientras mi corazón se deja llevar y se vuelve loco por ti un día más. Mientras el alma me sigue doliendo como aquel primer día sin ti. 

1 comentario: