martes, 7 de febrero de 2012

Encadenado


Sigo encadenado a tu mascarón de proa, es tan larga la cadena que mientras tú navegas yo sigo aquí en tu playa de rodillas esperando a que vengas a por mí y pareces que te acercas para recogerme pero nunca te acercas pero las cadenas dejan de tensarse. En cambio hay otras veces que siento como te alejas que vuelve el frio y las cadenas se tensan tanto que me arrastran de camino al mar y arrastrado por la marea de tu indiferencia me ahogo en este mar de tristeza. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario