martes, 17 de julio de 2012

Pastora


Todavía te veo en el portal de tu abuelo, donde todavía eres una niña con tu piel color canela, tu pelo en un moño recogió, tus ojos verdes, tu lunar pintado en la cara y todo el arte del polígono sur en tus venas.  Las noches de verano con el fresquito salías a la calle con tus zapatos y vestida de negro. Entre bulerías y soleares te mecías y no sabíamos si la música sonaba para que tu bailaras, o eras tú la que como la directora de una orquesta marcaba los compases de la guitarra.  Y cada noche en aquel portal Pastora compartía su sueño con nosotros y la veíamos tan grandes cuando apretaba sus manos y amasaba el aire y derrepente se quedaba quieta y paraba el aire con sus manos y ahora que paso el tiempo espero que tu sueño se cumpliera, y que con tu alma flamenca estés llenando teatros  de tu arte, como hacías con aquellos niños que te mirábamos con la boca abierta y la piel de gallina porque sabían que estaban delante de un prodigio que con sus manos y con su cuerpo paria flamenco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario