viernes, 16 de noviembre de 2012

Dibujando con palabras.

Llevo  días intentando dibujar con letras y no encuentro nunca las palabras adecuadas, para explicar tu forma de hablar y reír, de todo lo que me haces sentir con el más mínimo gesto que a mí me parece tan grande. O como explico aquella mañana que el amanecer nos descubrió en tu cama entre sonrisas y caricias. Y así llevo dos años intentando dibujar aquel momento, con miedo  a volverme loco, mientras recuerdo cada noche que pase contigo

1 comentario:

  1. Jose, esta entrada es tan pero que tan bonita... el recuerdo a veces mata, pero a veces también es un empuje para seguir, y para recuperar tu vida. Nos ayuda a ver lo que queremos, lo que necesitamos, y lo que, sin ello, es totalmente prescindible todo lo demás.

    Un fuerte abrazo, sé que no paso mucho, pero hago lo que puedo. Los estudios tienden a anularme el tiempo, jeje.

    Alma.

    ResponderEliminar