lunes, 22 de noviembre de 2010

Indirecta




Intentas jugar a la defensiva te marcan un gol, juegas al ataque te meten gol, estudias las tácticas intentas no precipitarte ni pecar de lentitud. Analizas tus fallos y tus defectos, pero te vuelven a marca gol, si no es de jugada es de falta indirecta. Pero siempre acaba la vida marcándote un gol. Sacas de centro mirando el reloj, y te preguntas si te queda tiempo para remontar o para que te vuelvan a marcar otro gol. Solo sabes que la defensa hace aguas que tu portero no para una que el balón no pasa de tu campo y que los delantero son meros espectadores y tu sin poder hacer nada vas consumiendo otra derrota, sin saber ya que hacer para meter un gol, ese gol que te vuelva a meter en el partido.

1 comentario:

  1. Este post si que me gusta. El mundo del fútbol es mi pasión ( sí, futbolera donde las haya). Pero a su vez una gran manera de expresarte y de mostrar lo que sientes a través de un tema como es el fútbol. Estoy de acuerdo con todas ts palabras, muchas veces uno no sabe que hacer para que ese gol te vuelva a meter en el partido de la vida. Enhorabueena!

    ResponderEliminar