miércoles, 3 de noviembre de 2010

3/11/2010


A veces me gustaría no haberte conocido nunca, que la gente me hablara de ti y fuera como si me hablaran de la algo que yo nunca he visto ni vivido. Pero creo que tuve la mala suerte de conocerte hace tiempo. Siempre que te encuentro me engañas me dices que eres quien no eres y acabas apuñalándome siempre de madrugada y siempre en septiembre es curioso. Llenas mi vida de soledad cuando te marchas y me rompes por completo, me haces perder el paso y me haces agonizar sin matarme y siento como si gritase en un desierto donde nadie me oye, me haces abrir puertas que siempre me llevan al principio, sabes ojala nunca te hubiera conocido porque desde que te conocí y te marchaste me siento frágil. Pero a pesar de todo espero que la próxima vez que te encuentres o tu me encuentres a mi, seas tu de verdad y no te marches haciéndome perder el equilibrio. Mientras te rezo esa estupida plegaria de no te vayas por favor que yo te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario