domingo, 9 de enero de 2011

Sandra

Era tu ultima noche en Sevilla antes de volverte a Coruña. Y me llamaste de madrugada pidiéndome que por favor la pasara contigo. Cuando me dijiste que era tu ultimo día en Sevilla sentí como si una puerta de mi vida se cerrara de golpe, y te dije que si sin pensarlo.
Y allí estaba yo en tu casa bebiendo coca cola y jugando al béisbol en la Wii. Verme allí a tu lado apretando tu mano contra mi mano, como en tantas tardes hace la friolera de diez años, en el gimnasio o por el barrio. Cuando ya no pudimos resistir mas la tentación volví a temblar mientras te quitaba los botones de tu camisa como aquella primera vez, mientras entre bromas me volvías a cantar el himno del Depor y la rianxeira, mientras yo te decía eso de:
.-Se a quitado un botón y ahora otro y si sigo quitando botones ¿Que crees que pasara?.
Y entonces me besaste lentamente como según tu, solo las Gallegas sabéis hacer y me volviste a decir eso de.
.- Eh Galicia calidade.- ¿en? Quita esa cara de tonto hombre, que quien te vea se va a creer que te ha gustado.
.- Mai dei mai dei, base tierra llamando a Jose ¿me recibe? - Te contestaba entre risas.
Y entre las sabanas de tu cama dejamos que corriera la pasión y el deseo al que durante tanto tiempo cerramos la puerta. Mientras navegaba a la orilla de tu ombligo, como si el tiempo nunca hubiera pasado sin ponerle trabas a la pasión, con tu risa de niña el brillo de tus ojos la noche de tu pelo y yo navegando por tu cuerpo como si yo fuera un barco y tu mi espigón.
Aquella madrugada en la que volví a dormir contigo en la que dormida te reías y hablabas en gallego mientras yo te acariciaba la carita y recordaba mil tardes contigo como si no hubiera pasado el tiempo, yo allí con mis 19 años tu con tus 17
Y como dice la canción de Sabina y desnudos al amanecer nos encontró la luna
Con dos besos en la mejilla me despedí de ti no quise mirar atrás porque no quería verte cerrar esa puerta por ultima vez, salí de tu casa y me senté en la escalera del gimnasio con la esperanza de que volvieras aparecer de nuevo.
Desde ese día ha amanecido unas diez veces pero se que puedo decir que amanecer sin ti no vale nada. Que te vaya bonito en tu ciudad Sandriha.


Y ahora no se si tu exististe
o eres solo un sueño que yo tuve
pero es que hay cosas
que no consigues olvidar jamás
no importa el tiempo que eso dure


Alejandro Sanz – Eso.


1 comentario:

  1. Un escalofrío recorre mi cuerpo José al leer tu blog, por esas palabras que nos pertenecen a los dos, solo quiero repetirte lo mismo que te repetí en aquel mensaje en la mañana del 30 de diciembre. Gracias José Gracias por ser asi conmigo por no engañarme nunca, sabes tiene mucha suerte una suerte inmensa de estar dentro de tu corazón a pesar de todo, se que es una suerte porque se que yo tuve la suerte una vez de estar dentro de el. Solo espero que pronto muy pronto aparezca alguien que de verdad se merezca estar en tu corazón muchas gracias niño por tu sonrisa por tus palabras por tus abrazos por tus besos por ser así conmigo por ir a recogerme aquella noche en tu coche que me abrazabas mientras yo no paraba de temblar muerta de miedo,y cuando me llamaste en septiembre porque te partieron el corazon en trozitos por eso y por mil cosas mas se que nunca podré olvidarme de ti de tu sonrisa de tu voz te lo juro niño solo espero que cuando me recuerdes lo hagas con una sonrisa . biquiños Sandriha


    Ondiñas veñen,
    ondiñas veñen,
    ondiñas veñen e van.
    Non te vaias rianxeira,
    que te vas a marear.
    A Virxe de Guadalupe
    cando vai pola ribeira,

    ResponderEliminar