jueves, 22 de septiembre de 2011

Teorema del batido de fresa

Algún día digo yo  que la moneda caerá de cara que saldra tijeras y cortes el papel, que no perdamos siempre los mismos o por lo menos tan seguidos. Porque los que sueñan tienen derecho a no vivir pesadillas.  Los que se enamoran para siempre por séptima vez a que no le partan el corazón, a que los besos no se acaben. Los últimos de la tabla tienen derecho a meterle un gol al líder y por lo menos empatar el partido.  A que nos toque aunque sea dos euros en la quínela y que el viento no nos parta el paragua. Que A Kenny no lo maten un día y que la chica guapa de clase se siente a tu lado, porque también tenemos derecho a que un desconocido nos sonría o que un niño nos salude con su manita, porque yo quiero abrir el frigorífico y que la botella de agua no este vacía dentro del frigorífico.  Porque tú como yo, no quieres ganar siempre, ni dejar de llorar cuando te subes en el autobús por no querer no queremos ni que los cubatas estén cargados. Porque mi lengua tiene derecho  a bajar por tu espalda y llegar debajo de tu ombligo.


1 comentario:

  1. Muy bueno.

    Los últimos de la tablan incluso llegan a meter tres goles y ganar el partido. Las victorias de vez en cuando se disfrutan más.

    ResponderEliminar